Portada

El régimen de Pinochet, culpable del magnicidio contra el expresidente de Chile Eduardo Frei Montalva


Treinta y siete años después del fallecimiento del expresidente de Chile
Eduardo Frei Montalva (1964-1970), el juez Alejandro Madrid dictó miércoles condena por homicidio contra seis personas vinculadas al exdictador chileno, Augusto Pinochet. Se trata de una sentencia sin precedentes en la historia del país, pues es la primera vez que se dicta condena por el homicidio de un presidente.

Después de una investigación de 18 años, el magistrado dictaminó que Frei Montalva fue envenenado por médicos militares durante una operación hospitalaria, en 1982, y posteriormente se ocultó la autopsia para evitar la culpabilidad. El expresidente es el oficial de más alto rango entre los más de 3.065 muertos y desaparecidos de la dictadura.






La hija de Frei Montalva dice que el fallo deja establecido que fue la dictadura cívico militar que encabezó Pinochet quien mató a su padre


El magistrado, de la Corte de Apelaciones de Santiago, sentenció a un funcionario civil de la Central Nacional de Informaciones (CNI), policía política y organización de inteligencia de la dictadura de Augusto Pinochet, al exchófer de Frei Montalva y a cuatro médicos que lo atendieron en la Clínica Santa María, donde murió el 22 de enero de 1982.

Carmen Frei, hija del expresidente asesinado y exlegisladora democristiana, dijo que el fallo “dejaba establecido” que fue la “dictadura cívico militar que encabezó Pinochet” quien mató a su padre.

Carmen Frei Ruiz-Tagle, hija del expresidente asesinado, habla con la prensa
(Luis Hidalgo / AP)

Frei fue asesinado porque representaba a una incipiente y moderada oposición al régimen de Pinochet (1973-1990). En un momento en que la economía se había derrumbado, el desempleo estaba aumentando y la gente se había atrevido a comenzar a protestar nuevamente después de nueve años de dictadura. Como fundador del Partido Demócrata Cristiano, Frei no podía ser desestimado como un radical de izquierda dedicado al derrocamiento violento de la dictadura. Por ende, Pinochet no podía permitirse estar vinculado a su muerte.





“La muerte de Frei dejó a la oposición de Pinochet sin líder en un momento clave”, señala Luciano Foullioux, el principal abogado del Partido Demócrata Cristiano en la causa. “Este fallo es un punto de inflexión: redefinirá la relación de los partidos políticos con las fuerzas armadas y reescribirá la historia política de este país”.


Este fallo es un punto de inflexión”



Frei Montalva fue operado de una hernia por un equipo de médicos en los que confiaba, de acuerdo con los documentos judiciales presentados por la fiscalía. La operación fue un éxito, pero días después regresó a la clínica diciendo que todavía tenía algo de dolor. Fue operado de nuevo por un equipo diferente de médicos, algunos de los cuales pertenecían al ejército.

Los doctores administraron dosis pequeñas pero múltiples de medicamentos que contenían talio y gas mostaza, según los documentos. Estos químicos debilitaron su sistema inmunológico y lo indujeron a un shock séptico que causó su muerte.

Eduardo Frei Montalva saluda a los seguidores en  un acto en Santiago de Chile
Eduardo Frei Montalva saluda a los seguidores en un acto en Santiago de Chile
(Anonymous / AP)






Las seis personas acusadas del asesinato de Frei o como cómplices fueron declaradas culpables y recibieron penas de prisión de entre tres y diez años.

Carmen Frei señaló que durante la dictadura cívico militar se impuso una manera de pensar y de actuar “inmoral y aberrante” que hizo habitual “el asesinato, la desaparición de personas, la tortura y el exilio”.


Los doctores administraron dosis pequeñas pero múltiples de medicamentos que contenían talio y gas mostaza

Recordó que en el periodo de la dictadura las violaciones a los derechos humanos fueron parte de una política de Estado “destinada a imponer un proyecto de sociedad en base al uso del horror y del crimen”.

“El homicidio de mi padre es parte de esa dolorosa verdad que por desgracia todavía no deja de producir entre nosotros sus consecuencias”, añadió la exsenadora que fue la gran impulsora de que la justicia se hiciera cargo del caso de su padre.

Carmen Frei Ruiz-Tagle celebra la sentancia del juez frente al Palacio de La Moneda el miércoles
Carmen Frei Ruiz-Tagle celebra la sentancia del juez frente al Palacio de La Moneda el miércoles
(Luis Hidalgo / AP)






Nada de lo que ocurrió en torno al asesinato de mi padre fue accidental o fruto del azar. El régimen decidió que había que eliminarlo por tratarse de una figura para ellos ‘extremadamente peligrosa’”, enfatizó.


Nada de lo que ocurrió en torno al asesinato de mi padre fue accidental o fruto del azar. El régimen decició que debía eliminarlo”











Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment