El Real Madrid encontró en un flojo Espanyol al rival ideal para sumar tres cómodos puntos y armarse de confianza ante los inminentes compromisos, sobre todo ante el Ajax en la Liga de Campeones dentro de poco más de dos semanas, que calibrarán si está para competir por algo importante esta temporada.

Con la Liga muy complicada ante el paso firme del Barcelona, Europa es el clavo al que se agarrará la nave blanca, sin descartar la Copa del Rey. De momento, parece que va por el buen camino, aunque el equipo de Santiago Solari demostró tener ciertas problemas cuando el rival le ataca en velocidad, algo que ante el Espanyol solo se vio durante unos cuantos minutos en ambos períodos.





Al conjunto madrileño le bastó con el primer cuarto de hora para resolver el partido con dos goles que tuvieron en Luca Modric a su ideólogo y a Benzema y Sergio Ramos como ejecutores. El delantero francés jugó un excelente partido marcando dos goles y deslumbrando con algunos destellos de crack. Si por su club fuera, mantendría la mano vendada de su delantero hasta que ya no haya nada en juego. El galo está más por la estética y quiere pasar rápido por el quirófano.

Vinicius galopa por la banda derecha ante la oposición de Marc Roca
(Joan Monfort / AP)

El Espanyol no se sabe a qué pretendió jugarle en el arranque del partido al conjunto blanco pero lo cierto es que su intensidad no fue la que requería un rival de tamaña envergadura. Con una defensa sin demasiado ritmo de competición ni tablas, los locales no supieron atacar la presión alta de los tres delanteros blancos.

Cuando lo conseguían el tembleque con el que cada jugador espanyolista tocaba el balón, siempre en su propio campo, era una invitación al robo de los mediocentros blancos. Ante la pérdida de balón, los blanquiazules reculaban, mientras que los blancos, más astutos, recurrían a una disimulada falta táctica.





Vinicius, que mantuvo la titularidad en la vuelta de Gareth Bale, dio el primer aviso a los dos minutos con un disparo claro. Dos minutos después el Real Madrid robó un balón en la banda y Modric galopó a sus anchas y disparó sin oposición. Karim Benzema, atento, recogió el rechace de Diego López para inaugurar el marcador.

El gol dejó tocado al Espanyol, que seguía enredándose con el balón en los pies. Al cuarto de hora, de nuevo Modric avanzó hacia la portería rival y puso un balón dentro del área para que con un testarazo, con la cabeza, Sergio Ramos marcara el segundo.

Baptistao celebra el primer gol del Espanyol
Baptistao celebra el primer gol del Espanyol
(Enric Fontcuberta)

El Espanyol despertó ante la bufidos de hastío de los pocos aficionados pericos que acudieron al RCD Stadium y se dio cuenta que el Real Madrid tenía sus lagunas si se le atacaba rápido y con convicción. Leo Baptistao puso a prueba a Courtois en el minuto 23 tras una rápida galopada por la banda y tres minutos después el delantero redujo la ventaja con un gran gol tras un mal despeje de la zaga blanca.





Los de Rubi despertaron y se fueron con descaro arriba, haciendo sufrir a los blancos en las transiciones. Borja pugnó con un balón con Varane y la presión espanyolista en el centro del campo incomodaba al Real Madrid. Era otro Espanyol, aunque con poca convicción arriba. Moría la primera parte cuando apareció de nuevo Vinicius por la banda derecha para disparar dentro del área y que Benzema recogiera el rechace para marcar y hundir definitivamente a los espanyolistas con el tercero.

Modric remata a portería durante la primera parte
Modric remata a portería durante la primera parte
(Joan Monfort / AP)

Sergio Ramos se quedó en la caseta tras el descanso por precaución tras recibir una patada de Sergio García y Santiago Solari empezó a mimar a sus ilustres suplentes, a excepción de Isco, que no jugó ni un minuto, quizás porque la expulsión de Varane a 20 minutos del final, justo cuando el malagueño acostumbra a entrar al campo, varió su idea. Marcelo fue el elegido para entrar ante la expulsión del central francés dando descanso a Modric





El primero en saltar al campo fue Gareth Bale, que reaparecía en la Liga tras su lesión, en lugar de Vinicius para darle media hora de juego. Al primer minuto, el galés le lanzó un pulso a su técnico de cara a la próxima alineación con un gran gol después de una jugada que partió de un robo de balón de Lucas Vázquez y la continuación de Benzema. Bale agarro el balón se revolvió y marcó el cuarto.


Gareth Bale reapareció tras su lesión y marcó al minuto de entrar al campo

Rubi, estratega sin suerte desde hace nueve jornadas, también movió el banquillo en busca de alguna solución a la hecatombe. Trato de incidir en la debilidad blanca en la medular y dio entrada a Rosales y Piatti para intentar desequilibrar el juego con rápidas transiciones.

El argentino provocó la expulsión de Varane a veinte minuto de la conclusión cuando se iba directo a gol y Rosales marcó el definitivo 2-4 , que necesitó la intervención del VAR para que subiera al marcador a nueve minutos del final.


Ficha técnica

RCD Espanyol: Diego López; Javi López, Lluís, Mario Hermoso, Dídac (Rosales, min.64); Marc Roca, Darder (Melendo, min.75), Álex López; Sergio García, Leo Baptistao (Piatti, min.67) y Borja Iglesias.





Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos (Nacho, min.46), Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric (Marcelo, min.75); Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius (Bale, min.64).

Goles: 0-1, min.4: Benzema; 0-2, min.15: Sergio Ramos; 1-2, min.25: Baptistao; 1-3, min.45: Benzema; 1-4, min.67: Bale; 2-4, min.81: Rosales.

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Expulsó a Varane (min.72). Amonestó a Marc Roca (min.7); Sergio Ramos (min.27), Sergio García (min.34), Carvajal (min.81), Álex López (min.85), Nacho (min.88) y Courtois (min.90).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima primera jornada de LaLiga Santander disputado en el RCDE Stadium ante 21.215 espectadores.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: