A medio gas todavía pero con más puntería de la que exponía meses atrás respondió el Real Madrid a la autoritaria puesta en escena del Barcelona en Mallorca para mantener el codo a codo por el liderato de la Liga Santander, reactivada este fin de semana tras el parón por la pandemia del coronavirus.

La revitalización de la competición apenas ofreció variantes. El nuevo orden todavía no ha provocado cambios abruptos en la clasificación respecto a la antigua normalidad. El título es, aún, cosa de dos; y los puestos de Liga de Campeones siguen en manos de los de antes, Sevilla y Real Sociedad, que solo sacó un punto de la visita del Osasuna, a la espera del despegue del Atlético Madrid, que cosechó en San Mames un empate insuficiente para ambos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: