Su ampliación ya se vendió como un hito mundial en la construcción de puentes atirantados. Era 2016 y, entonces, lo sostenía la adjudicataria Audasa (Autopistas del Atlántico), encargada de retocar esta imponente obra de ingeniería que sobrevuela la ría de Vigo. Ahora, Rande se ha hecho con una corona más prestigiosa e imparcial: se ha convertido en el segundo mejor puente del planeta, según la Asociación Internacional de Puentes y Ingeniería Estructural (IABSE, en sus siglas en inglés).

La obra gallega se ha sometido al veredicto de un exigente jurado de 100 ingenieros y con dos potentes competidores para disputarse el premio a la mejor estructura, el Outstanding Structure Award (Ostra). Rande ha quedado solo por detrás del puente de Mersey Gateway, en Liverpool (Reino Unido), y ha superado al de Mukogawa, en la prefectura de Hyogo (Japón).

IABSE es una asociación científico-técnica que reúne a miembros de más de 100 países. Fundada en 1929, tiene su sede en Zúrich (Suiza) y desde 1998 reconoce cada año a las estructuras más singulares, innovadoras y creativas del mundo.

La sostenibilidad y el respecto al medioambiente de Rande han sido relevantes para el jurado, que en años anteriores había premiado obras como el Nuevo Puente de la Bahía de San Francisco o la Torre Burj Khalifa, en Dubai.

La ampliación de Rande se realizó completamente desde el mar con sistemas diseñados específicamente para las características del puente y manteniendo el tráfico y actividad de la infraestructura. Los trabajos se desarrollaron durante 16 meses (de agosto 2016 a diciembre 2017), con una inversión de 191,6 millones de euros, asumidos por Autopistas del Atlántico SA.

Bajo la titularidad del Ministerio de Fomento y gestionada en régimen de concesión administrativa por Audasa, esta acometió la ampliación mientras el puente soportaba el paso de un promedio de 60.000 vehículos diarios, un volumen de tráfico que convierte a Rande en el tramo más transitado de la gallega AP-9, la Autopista del Atlántico. Pero esta decisión de la empresa ha estado rodeada de polémica por las constantes retenciones.

Las quejas de usuarios y asociaciones empresariales de la provincia de Pontevedra se plasmaron en la presentación de una millonaria demanda colectiva por parte de la Fiscalía, todavía en trámite, en la que se ha exigido a Audasa la devolución de los peajes a miles de vehículos afectados por las retenciones.

Pese a todo, las obras de Audasa recibieron en abril el Premio ITS, con distinción especial a las direcciones generales de Tráfico y Carreteras “por la coordinación y el sistema implantado que permitió mantener los mismos niveles de tráfico antes y durante las obras de ampliación”. También se le otorgó el Premio Acueducto de Segovia, por su respeto al medioambiente y a la lámina marina durante las obras.

Los premios IABSE OSTRA 2019 se entregarán en la gala que se celebra del 4 al 6 de septiembre en Nueva York. El de Rande le corresponderá recibirlo a Fomento, como titular del puente; a Audasa y a Dragados y al Grupo Puentes, como concesionaria y constructores; a Manuel Juliá, del estudio de ingeniería MC2.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: