El PSOE ha suspendido este jueves por la noche la reunión que Pedro Sánchez tenía previsto celebrar con todos los líderes territoriales el sábado en Logroño para cerrar filas con la estrategia del líder socialista en las negociaciones sobre la investidura. La razón esgrimida por la dirección ante los barones para cancelar repentinamente la reunión del Consejo de Política Federal del partido ha sido, según fuentes socialistas, la gravedad de la gota fría que está afectando al este de España, donde ha dejado dos víctimas mortales. El encuentro debería servir para que Sánchez y sus barones debatiesen sobre la situación política que se abre ante la posible convocatoria de elecciones anticipadas.

La desconvocatoria, minutos antes de las 23.00 horas, ha sido recibida con gran sorpresa entre los dirigentes regionales del partido. Este viernes por la noche tenían previsto cenar con Sánchez en la capital de La Rioja y debatir sobre el bloqueo político del país. Al día siguiente, se reuniría el Consejo, con un discurso del presidente del Gobierno en funciones ante los representantes territoriales, El 23 de septiembre termina el plazo para que haya Ejecutivo o se convoquen las cuartas elecciones generales desde 2015.

La reunión de Logroño pretendía ser una escenificación de unidad dos días antes del inicio de la ronda de consultas del Rey para comprobar si Sánchez cuenta o no con los apoyos necesarios para ser investido. Nadie en el alto mando del PSOE ha disentido de la estrategia de Sánchez en las negociaciones con Unidas Podemos, encalladas por la discrepancia insalvable sobre la presencia en el Consejo de Ministros del partido de Pablo Iglesias. Pero también hay temor a que el electorado de izquierdas no se movilice ante unas nuevas elecciones. Algunos barones, sin cuestionar la postura del partido en las negociaciones, sí se han mostrado abiertos a ofrecer a Unidas Podemos la posibilidad de entrar en el Gobierno con la legislatura ya avanzada, una vez que se hubiese comprobado si los acuerdos entre ambos partidos se cumplían y lograban crear un clima favorable. El último ha sido este mismo jueves el secretario general de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, quien ha defendido una posición similar a la que antes expresaron los presidentes de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

 La dirección del partido no ha ofrecido una nueva fecha para el encuentro del Consejo Político Territorial, el órgano de debate entre la dirección federal y las distintas federaciones. Tampoco se convocará al comité federal, el máximo órgano decisorio entre congresos, durante este fin de semana. Si el comité federal se reuniese, ya sería después de la ronda de consultas del Rey, prevista para el lunes y el,martes. Para entonces ya habrá quedado claro si algún movimiento de última hora aún permite investir a Sánchez o si finalmente los ciudadanos serán llamados de nuevo a las urnas el próximo 10 de noviembre. .




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: