Consulte todos los resultados de las elecciones

El PSOE ha ganado las elecciones autonómicas en 10 de las 12 autonomías en disputa, algunas tan simbólicas hasta ahora para el PP como Castilla y León, Murcia o La Rioja, pero no podrá gobernar en todas por los más que probables pactos de los partidos de derecha. El histórico triunfo socialista quedará, sin embargo, empañado, por su infructuosa victoria en la Comunidad de Madrid, que perdió  en 1995 y no ha vuelto a recuperar. La alianza a la andaluza de PP, Ciudadanos (Cs) y Vox alcanza los 67 escaños, justo la mayoría absoluta para que Isabel Díaz Ayuso ocupe el despacho de la presidencia regional. Las dos comunidades donde no ha ganado son Navarra, donde se apunta una alianza nacionalista, y Cantabria, donde repetirá Miguel Ángel Revilla.

La batalla, otra vez perdida, de los socialistas de Madrid, en la capital y la Comunidad, que dispone de un presupuesto de 20.000 millones de euros y tiene competencias casi exclusivas sobre sanidad, educación y transportes, estuvo a punto de tapar un resultado asombroso, por positivo, del PSOE. Los socialistas ganaron, por ejemplo, tras 26 años y con una candidata nueva, Concepción Andreu, en La Rioja, pero también en Murcia, Castilla y León y hasta en Canarias, un feudo que parecía inexpugnable para todos menos para Coalición Canaria. Pero esa victoria no se traducirá automáticamente en Gobiernos, ni mucho menos.

El último socialista que pudo gobernar la Comunidad de Madrid fue Joaquín Leguina, que dejó el poder en 1995. El PSOE ganó este domingo esas elecciones con 38 escaños (tenía 37), pero Podemos se derrumbó de 27 actas a solo siete y el catedrático Ángel Gabilondo tendrá que volver a esperar. Si sigue. La derecha de PP, Ciudadanos y Vox sumaba anoche 67 escaños, justo la mayoría absoluta. El PP de Isabel Díaz Ayuso, la gran apuesta personal de Pablo Casado, bajó en la Asamblea de Madrid de 48 diputados a 30, pero podría continuar en el Gobierno regional. Cs subió de 17 a 26, y su líder autonómico, Ignacio Aguado, ya avanzó: “Por primera vez vamos a demostrar que podemos estar en un Gobierno y sabemos gobernar”. Vox irrumpió con 11 escaños.

La victoria agridulce del PSOE en Madrid se repitió en otros escenarios, algunos tan inesperados como Castilla y León, donde el PP parecía intratable desde hacía 32 años. El PSOE venció con 34 actas (tenía 25) y el PP se precipitó desde sus 42 diputados a solo 31. Pero su candidato, Alfonso Fernández Mañueco, novato y sustituto del histórico Juan Vicente Herrera, podrá mantener el Gobierno con los 12 de Ciudadanos y superar así el tope de 41 que marca la mayoría absoluta.

Murcia parecía otro bastión intocable del PP, pero ayer el PSOE se ubicó en primera posición con 17 diputados, uno por delante del PP, que se hundió desde 22 actas a solo 16. La alianza de PP, Ciudadanos (6) y Vox (4) supera con 26 representantes en tres actas la mayoría absoluta.

Ese panorama no se repetirá en La Rioja, donde el PSOE se aupó al primer lugar con 15 representantes (tenía 10) y podrá gobernar si pacta con los dos que cosechó Podemos. El PP se quedó en segundo lugar con 12, pero no le alcanza con los cuatro de Ciudadanos.

El socialista Guillermo Fernández Vara podrá mandar ahora con mayoría absoluta (34) en Extremadura gracias a que sube cuatro diputados. El PP de José Antonio Monago, aquel barón rojo popular, desciende de 28 a 20 actas y no le llega con los siete de Cs. También triunfó y con mayoría absoluta el otro gran líder territorial socialista, el manchego Emiliano García-Page, que obtuvo 19 actas sobre las 14 que ostentaba y supera en dos ese tope. El PP baja de 16 a 10 y Cs se frena en cuatro. Podemos pierde sus tres representantes. Vox no sale.

En Asturias, el relevo de Javier Fernández, el también socialista Adrián Barbón, más partidiario de Pedro Sánchez, llegó hasta 20 actas desde las 14 anteriores y gobernará si añade las cuatro de Podemos.

En Cantabria el que ganó fue el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla, que la noche de este domingo ya se vanagloriaba de su “tirón personal”. Su formación congregó 14 actas (tenía 12) y pactará como hasta ahora con el PSOE, que llegó a siete desde cinco. La mayoría está en 18. El PP, enfangado allí en disputas internas este mandato, bajó de 13 a nueve.

En Baleares venció el PSOE de Francina Armengol con 19 diputados (venía de 14) y le faltan 11 para la mayoría absoluta. Habrá una reedición del pacto progresista balear con Mes (cuatro) y Podemos (seis) porque PP (16), Cs (cinco) y Vox (tres) no son alternativa.

En Aragón lo tendrá muy complicado el socialista Javier Lambán, que ganó con 24 asientos (tenía 18). Le faltan diez. Podemos (cinco), Cha (tres) y otra formación local (1) no llegan. PP (12), Cs (12), PAR (cuatro) y Vox (tres) sí suman los necesarios 34. En Canarias el PSOE triunfó de forma inusual con 19 actas pero Coalición Canaria (16), PP (13) y Cs (dos) alcanzan los 29 de la mayoría. En Navarra la mayoría está en 26 y la coalición de prueba de Navarra Suma (UPN, PP, Cs) tiene 19. Geroa Bai (nueve), EH Bildu (siete), Podemos (dos) y el partido local IE (dos). El PSN ascendió de siete a 11.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: