“¡Tenemos el fascismo a las puertas del Congreso!”, ha advertido este lunes la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, haciendo suya una reciente columna de opinión de la escritora Almudena Grandes. La también portavoz socialista en la Cámara Baja ha disparado así el discurso del miedo ante la irrupción de Vox en las instituciones españolas en las próximas elecciones generales del 28-A, tras haber logrado 12 diputados en el Parlamento de Andalucía en los comicios del pasado 2 de diciembre.

Una experiencia “dolorosa”, ha asegurado Lastra, ya que todas las encuestas vaticinaban la victoria de la socialista Susana Díaz pese a que no pudo revalidar el cargo de presidenta de la Junta. Y que ha llamado a que no se repita ahora ante el 28-A. “No nos dejemos llevar por las encuestas”, ha advertido ante todos los sondeos que ahora coinciden en pronosticar el triunfo electoral de Pedro Sánchez, pero sin tener garantizado que pueda seguir gobernando. “Si la derecha suma, la derecha gobierna”, ha alertado la dirigente socialista.





Lastra no ha querido admitir ninguna preferencia ante los posibles pactos postelectorales que permitan lograr la investidura de Sánchez tras el 28-A. No ha querido abundar así en la posición que este fin de semana ha reconocido el ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, que en una entrevista en El Español admitie su preferencia por Ciudadanos frente a los partidos independentistas para sustentar una investidura de Sánchez. “Queremos depender de nosotros mismos”, ha insistido la dirigente socialista, y ha asegurado que ahora lo único que buscan es “ser capaces de movilizar a una mayoría social, progresista y sensata”, para poder ganar las elecciones. Y, después, “apelaremos a los 350 diputados de la Cámara, que tendrán que decidir si gobierna el PSOE o las tres derechas”. Ha insistido así en llamar “a la máxima movilización para parar a la extrema derecha en este país”.

La vicesecretaria general del PSE ha asegurado que “para nadie es una sorpresa” las vinculaciones existentes entre Vox y la Fundación Francisco Franco. “¿Son una sorpresa los vínculos de Vox con el franquismo y el fascismo? Para nadie. Lo sospechaba todo el país”, ha asegurado. Y ha advertido contra “la ultraderecha que llega de pistola en cinto y hablando de los españoles de bien”, tras calificar a Vox de “herederos políticos del dictador”. Y, en este sentido, Lastra ha vetado cualquier acuerdo del PSOE con la formación de Santiago Abascal. “Con Vox no vamos a pactar, no vamos a llegar a ningún acuerdo, no tenemos nada que ver con la extrema derecha. No queremos tener ninguna relación con ellos”, ha zanjado.






¿Crees que la campaña electoral de las generales será la más crispada?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: