El PP vasco ha convocado una junta directiva extraordinaria para este jueves con el propósito de activar la maquinaria electoral y sobre todo con el propósito de cerrar el filas en torno a su líder, Alfonso Alonso, tras los confusos mensajes lanzados por la cúpula nacional del partido en los últimos días. Aunque Pablo Casado ha asegurado que Alonso cuenta con su “confianza”, el líder del PP ha evitado confirmar su candidatura a las elecciones vascas que han de celebrarse este año y los portavoces en el Congreso y el Senado, Cayetana Álvarez de Toledo y Javier Maroto, respectivamente, han sugerido que dependía de lo que diga Ciudadanos, un partido con 10 escaños en el Congreso y sin representación en Euskadi.

Alonso ya ha dicho que quiere repetir como candidato y los populares vascos cerraron su proyecto político en una convención específica el pasado septiembre. El PP vasco convocó dicha convención para marcar un “perfil propio” generando recelos en Génova, pero Casado clausuró finalmente el acto bendiciendo la apuesta de los populares vascos por la foralidad y el concierto económico. “Es un debate muy superado”, dijo entonces. El cónclave quedó marcado, en todo caso, por el enfrentamiento con Álvarez de Toledo, que acusó a sus compañeros en Euskadi de ser “tibios” con el nacionalismo. “Mientras algunas caminaban por mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida”, le replicó el entonces portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper.

Álvarez de Toledo declaró el miércoles, preguntada por las posibles alianzas electorales con Ciudadanos para los comicios gallegos, vascos y catalanes, que “evidentemente” Feijóo es el candidato en Galicia, pero que la situación es “distinta” en País Vasco, y no puede “presuponer” quién va a ser el candidato del PP antes de negociar con Cs.

El PP también ha evitado confirmar el nombramiento de Borja Corominas, que cuenta con el apoyo del partido en Euskadi, como sucesor de Borja Sémper al frente de los populares de Gipuzkoa después de que este decidiera abandonar la política el pasado 14 de enero desencantado por la influencia de Vox.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: