El PP ha presentado este viernes una proposición de ley para resolver el bloqueo de las actualizaciones de las entregas a cuenta que el Gobierno debe a las comunidades autónomas, que rondan los 5.000 millones de euros. Los populares instan al Ejecutivo a establecer «de forma inmediata» una línea de crédito sin intereses por este importe que, según la propuesta, se recuperará con la liberación de esa cuantía cuando haya un Gobierno que esté en funciones.

Se trataría de unos créditos similares a los Fondos de Liquidez Autonómica (FLA), aquellos préstamos que el Estado concedió a las autonomías asfixiadas por la deuda en lo peor de la crisis. Esos créditos tenían dos años de carencia antes de empezar a devolverlos y tenían unos tipos de interés muy reducidos, casi el mismo que el Tesoro Público.

El Ministerio de Hacienda sostiene que no puede actualizar las entregas a cuenta porque está en funciones. Tras varias consultas verbales, el pasado 22 de agosto solicitó formalmente un informe a la Abogacía del Estado sobre el asunto. La conclusión del cuerpo jurídico del Estado es que es ilegal el desbloqueo de fondos a las autonomías porque el Ejecutivo tiene limitada «la facultad de servirse de los principales instrumentos de orientación política en cuanto con ellos pueden comprometer o condicionar la actuación del nuevo Gobierno». La ministra portavoz, Isabel Celáa, ha recalcado este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el reparto de esos fondos no lo puede hacer un Gobierno en funciones.

Los populares aseguran que el Gobierno «puede utilizar diferentes instrumentos» para desarrollar esta línea de crédito. Y citan el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), un órgano creado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012 —en lo peor de la crisis para prestar dinero a las comunidades que tenían cerrados los mercados y no podían financiarse. «El Gobierno del PP facilitó la financiación autonómica con un importe de más de 150.000 millones de euros entre 2012 y 2018», recuerdan.

La ley de financiación de las comunidades autónomas fue aprobada en 2009 por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y establece que las comunidades recibirán cada año su parte correspondiente del dinero recaudado por el Estado a través del IRPF, el IVA, y otros impuestos. El problema es que el Gobierno no ha podido aprobar los Presupuestos para este año y no puede determinar cuál es la parte correspondiente que le toca a las comunidades. Por eso, las autonomías están recibiendo las cantidades correspondientes a 2018 sin actualizar con la mejora de 2019.

La proposición del PP, remitida a la Mesa del Congreso, critica la inacción del Gobierno en funciones, al que acusa de «dar excusas de mal pagador». A pesar de que el Ejecutivo popular de Mariano Rajoy también retrasó la actualización de las entregas a cuenta durante el año pasado, hasta que en mayo pudo aprobar los Presupuestos de 2018. La formación popular recuerda que cualquier Gobierno está obligado a entregar los anticipos a cuenta. Además, critica duramente la «deslealtad institucional que perjudica a todos los españoles en los servicios esenciales que reciben (sanidad, educación o dependencia)».

Algunas autonomías gobernadas por el PP han reclamado esta semana al Gobierno la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera para encontrar la solución técnica que permita la devolución de los anticipos. Y así lo recalcan en la proposición. También piden que se negocie un nuevo modelo de financiación con representantes de todas las autonomías.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: