El documental El emperador desnudo no se proyectará este sábado, como estaba previsto, en el Campo de Cebada, en el barrio de La Latina. El nuevo Gobierno del PP avisó hace cinco días al autor de la cinta, Pedro Herrero, de que no cumplía los requisitos para exponerlo. “Me estás tomando el pelo, ¿no?”, contestó él. Pero nada más lejos de la realidad. “No tenían la autorización concedida, ni la resolución, por parte del anterior concejal, García Castaño”, explican desde el nuevo consistorio. Además, añaden, faltaba el seguro necesario para una acto con aforo de 200 personas y la policía municipal no estaba al tanto del evento. Herrero, sin embargo, lo desmiente: “Tengo la autorización por mail del foro local, que es como se hacían las cosas hasta ahora. De hecho tenía las llaves del espacio y estaba ya preparándolo todo”.

Herrero comenzó a grabar en 2010 la historia cultural del Campo de la Cebada. Quería contar qué se movía en ese espacio de 2.500 metros cuadrados que en su día albergó un polideportivo situado justo al lado del Mercado de la Cebada. Por ahí han pasado artistas y vecinos de diferente calado, se han realizado exposiciones, proyecciones, obras teatrales, actividades deportivas o funciones de clown. “Por eso tenía especial importancia proyectarlo en ese lugar”, cuenta. “La idea era grabar al público durante el último minuto de la proyección, ver la reacción de la gente, que es la que ha estado viviendo el proceso cultural todos estos años, y posteriormente volverlo a montar con ese material. Era como cerrar el círculo”, explica este actor, cantante y cineasta, esto último “más por hobby que por otra cosa”.

Fuentes municipales del PP, sin embargo, aseguran que no están en contra de que se proyecte la cinta: “Les ofrecimos iniciar un expediente urgente, pero alegaron falta de tiempo. Es verdad que igual para este fin de semana no daba tiempo, pero si cumplían los requisitos podrían exponerlo otro fin de semana”. “Me puse a rellenar todo y me di cuenta de que era imposible que me lo concedieran. Legalmente puede que tengan razón. Pero las ordenanzas están hechas para tomarnos por tontos”, se queja Herrero. “Nosotros no somos okupas, ni gente violenta. Somos personas que aman la cultura y esto al final es cuestión de voluntad política”, continúa.

Más que voluntad, lo que se ha puesto sobre la mesa es la manera de hacer política. La figura de los foros locales nació en la anterior legislatura con Más Madrid en el Gobierno con la intención de canalizar las propuestas de los vecinos y fue criticada por la oposición de entonces por estar “politizada”. Los artistas como Herrero, por contra, vieron en los foros una forma de participación ciudadana que, “dentro de unos normas”, facilitaba el uso del espacio público y fomentaba la cultura y la relación vecinal. “Una vez intenté organizar un concierto y no me lo permitieron porque el ruido molestaba a los vecinos, así que no lo hice y listo”, explica. Sin embargo, con el PP en el Gobierno municipal -en coalición con Ciudadanos y Vox-, los cauces para conseguir organizar determinados eventos culturales han cambiado y la autorización del foro local que tenía Herrero para proyectar su documental se ha convertido en papel mojado.

La cinta se proyecta finalmente este sábado (21.30) en el espacio autogestionado del distrito de Lavapiés Esto es una plaza. “Llamé y me dijeron que no había ningún problema, así que lo cambié todo a última hora. Allí no me pueden decir que no lo proyecte”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: