Esta semana Eurovisión volvía a ser noticia. No por las diferentes preselecciones que se están llevando a cabo en los países participantes para elegir a su representante –que también–, sino por la confirmación de que la canción que ganó el año pasado el certamen,
Toy
, fue realmente un plagio del tema Seven Nation Army.

Tal y como recogió La Vanguardia,
el rockero Jack White consiguió ser reconocido como coautor del tema que llevó en 2018 a Israel al triunfo en Eurovisión. Un premio que le dio la potestad para ser quien organice el certamen de este año, cuya final, por cierto, tendrá lugar el 12 de mayo en Tel Aviv.






De ‘Toy’ a ‘Dime’

Pero más allá de dicha polémica hay un tema relacionado con Israel, ‘plagio’ y Eurovisión. Es más, está incluido España. Y no, en esta ocasión no se trata del polémico segundo puesto de Betty Missiego que en última instancia dio la victoria a Israel en 1979, sino de una canción de origen español cuya versión israelí se convirtió en un gran éxito nacional.

Se trata de la canción Dime que en 2003 Beth Rodergas
interpretó para representar a España en Eurovisión. Pese a la octava posición lograda en Riga (Letonia), este tema voló por el viejo continente hasta que tres años después una adaptación la llevó al estrellato en Israel.





Fue la cantante Maya Buskilla quien hizo de Biladecha todo un éxito. Esta artista fue muy conocida la década pasada por este tema por intentar representar a su país en diversas ocasiones en el festival de Eurovisión. Pero eso no es todo.

Este mismo año esta cantante está volviendo a intentar convertirse en la anfitriona de su país en el festival y sus opciones cada vez son mayores. De hecho, se encuentra en la fase final de la HaKokhav HaBa, la preselección nacional. ¿Tendrá esta vez más suerte?
















Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: