El producto interior bruto (PIB) español creció un 2,6% en 2018, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una décima más de lo avanzado inicialmente por el organismo autónomo, desde el 2,5% al 2,6%. ¿La razón? Una aportación menos negativa del sector exterior de lo anteriormente estimado.





Sin embargo, el dato es cuatro décimas inferior que en 2017 y su menor alza desde el ejercicio 2014. Asimismo, el INE ha revisado a la baja el crecimiento de la economía
española durante el cuarto trimestre de 2018: una décima menos de lo anunciado el pasado 31 de enero, para dejarlo en el 0,6%.

El organismo también ha revisado a la baja el crecimiento interanual del PIB del cuarto trimestre, que se situó en el 2,3%, dos décimas menos que en el trimestre anterior y una décima por debajo del dato avanzado a finales de enero.


Gobierno

El crecimiento registrado en 2018 coincide con las previsiones oficiales

El crecimiento del 2,6% registrado en 2018 coincide con las previsiones oficiales del Gobierno y es una décima superior a lo que había calculado el Banco
de
España, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el consenso medio de los principales servicios de estudios.

Según el INE, el crecimiento del 2,6% logrado en el conjunto del año pasado se debe a una aportación de la demanda nacional de 2,9 puntos, similar a su contribución en 2017, en tanto que la demanda externa restó tres décimas al avance del PIB, cuatro décimas por debajo del dato de 2017.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: