La familia de Mauro, un niño de un año y medio de Huelva, llevaba más de cinco meses solicitando por todas las vías posibles la donación de médula ósea y así su pequeño, que padece una enfermedad rara que le destruye su sistema inmune, tendría una oportunidad. Y lo ha conseguido. Mauro ha encontrado dos donantes compatibles y ya ha sido trasplantado. Un grito de socorro que comenzó el pasado enero y que ha tenido su mayor acogida en Facebook bajo el hashtag #Maurotenecesita y en la que, incluso, el Ayuntamiento de Moguer (Huelva), localidad en la que vive la familia, se apuntó al llamamiento. 

La enfermedad que padece Mauro se denomina síndrome de Wiskott Aldrich, y es un trastorno inmunitario hereditario raro que afecta a la sangre. Exactamente, y según explican en la página web creada para contar la historia del pequeño, se trata de una inmunodeficiencia ligada al cromosoma X, caracterizada clínicamente por la tríada de eccema, plaquetopenia –déficit de la producción de plaquetas– e inmunodeficiencia. Se estima que la incidencia es de 0,04 por cada 10.000 recién nacidos vivos.

El padre del pequeño, Raúl Villar Caro, ha reconocido estar muy satisfecho, a pesar de la dureza del proceso. “El pasado jueves Mauro fue sometido a un trasplante de células madres tras varias sesiones muy agresivas de quimio”, según ha declarado a Europa Press. El progenitor ha añadido que ahora toca esperar, porque “las células madre no empiezan a actuar hasta que no se quedan las defensas a cero». La familia dice sentirse muy contenta y espera que el cuerpo del pequeño reaccione bien a la operación: “Si todo sigue en orden tiene pasar entre 40 y 50 días de aislamiento en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla”.

Villar Caro también publicó una carta en la plataforma change.org en la que mostraba su felicidad ante la inminente operación de su pequeño: “No exagero si les digo que volví a nacer el día que recibí la noticia, pero aún así, no puedo olvidar a todas esas personas que continúan librando su propia batalla. Hoy, gracias a dios, mi hijo Mauro tiene donante”, prosigue, “pero he vivido tan de cerca el dolor y el sufrimiento, que seguiré movilizándome sin descanso y sin recaída por todos esos valientes que luchan en silencio buscando un soplo de esperanza. Encontrar a un donante compatible no es fácil y aunque cada vez son más las personas que se suman a esta lucha, se necesitan muchas más. Miles de donantes más que quieran regalar vida a cambio de un pequeño gesto”.

Y termina: “Mi familia y yo queremos proponer al Gobierno la creación de una ley de obligado cumplimiento, una norma que establezca que entre los 18 y los 40 años estamos obligados a donar médula ¿Os imaginais la de vidas que se podrían salvar? Solo en España habría millones de potenciales donantes y con solo una extracción de sangre se podría salvar una vida ¿hay algo más grande que eso? (…) Dona médula, regala vida –lema central de su campaña– «.

¿Cómo donar?

La donación de médula ósea se realiza extrayendo, con una jeringuilla, una pequeña cantidad de sangre medular periférica y solo en el 5% una extracción de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. Asta extracción se realiza bajo anestesia general o epidural, en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante. Cualquier persona sana entre 18 y 40 años puede hacerse donante de médula. Para formar parte del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) solamente es necesaria la extracción de una pequeña muestra de sangre en El Centro de Transfusión con la que se realiza un tipaje HLA (sistema principal de histocompatibilidad).

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: