Imagen del vídeo publicado por el Departamento de Estado de EE UU del momento de la operación contra el líder del ISIS. AP

El Pentágono ha difundido este miércoles vídeos y fotografías del ataque de las fuerzas de élite estadounidenses contra el líder del Estados Islámico (ISIS), Abubaker al Bagdadi, que terminó el pasado fin de semana con la muerte del terrorista, el más buscado por Estados Unidos, inmolándose tras detonar su chaleco explosivo.

Los vídeos, grabados con un dron, muestran a un grupo de una decena de soldados aproximándose al recinto vallado donde se escondía el objetivo, en la región siria de Idlib. También hay imágenes de los ataques aéreos llevados a cabo con aviones F-15 y drones que volaron el edificio una vez los soldados lo abandonaron.

El general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central de Estados Unidos, ha explicado que, antes de entrar, los soldados se enfrentaron a “cuatro mujeres y dos hombres”. “No respondieron a las órdenes en árabe de que se rindieran”, ha explicado, y fueron ejecutados.

“Una vez establecidas dentro del recinto, las fuerzas estadounidenses encontraron a Al Bagdadi escondido en un túnel. Cuando su captura era inminente, Al Bagdadi detonó una bomba que llevaba puesta, matándose a él mismo y a dos niños pequeños que estaban con él”, ha relatado. Mckenzie ha explicado que al principio pensaron que eran tres niños, y así lo comunicaron en un primer momento, pero luego comprobaron que eran dos. En total, “murieron seis miembros del ISIS, cuatro mujeres y dos hombres, incluyendo Al Bagdadi”. Eso, sumado a los dos niños matados por Al Bagdadi. “Once niños fueron protegidos por los fuerzas asaltantes y dos hombres fueron detenidos y extraídos del lugar”, ha concluido.

McKenzie ha confirmado que los comandos se incautaron de documentos y material electrónico, un conjunto que ha calificado de “sustancial». Después regresaron a los helicópteros y destruyeron el recinto con misiles. Las fuerzas que llevaron a cabo el asalto, ha dicho, estaban destinadas en Siria.

También ha tenido el general palabras sobre el perro implicado en la operación, que ha recibido en los últimos días elogios del presidente Trump (después de difundir su foto, este mismo miércoles tuiteaba un montaje fotográfico que simulaba la imposición de una condecoración al can). McKenzie ha explicado que es «un veterano de cuatro años», que había participado antes en 50 misiones de combate y que resultó herido al exponerse a cables eléctricos después de que Al Bagdadi detonara la bomba. El perro, a quien se ha referido en masculino, ha regresado ya al servicio.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: