Tuvo que aparecer el VAR para que España pudiera dar la vuelta al partido. La árbitra chilena María Carvajal no había visto en directo la entrada de Vilakazi a Lucía García, pero las imágenes de la repetición no dejaban espacio para la duda. Carvajal señaló el penalti y mostró la segunda tarjeta amarilla a la lateral sudafricana.

Jennifer Hermoso se encargó de marcar el penalti y poner a España por delante. El tercer gol, de Lucía García, llegó con el partido finalizando y las sudafricanas derrotadas. Sin la presencia del VAR hubiera sido mucho más complicado.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: