El Parlamento británico aprobó este miércoles, por 441 votos a favor y 105 votos en contra, prorrogar el Brexit hasta el 22 de mayo, si previamente se aprueba el acuerdo de salida, o hasta el 12 de abril si no refrenda un pacto.

Con su respaldo, la Cámara de los Comunes dio su aprobación a traspasar a la legislación británica las nuevas fechas establecidas por Bruselas para materializar el Brexit, después de que el Gobierno solicitara un aplazamiento hasta el 30 de junio que fue rechazado.

De este modo, el día inicial previsto para la ruptura entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) del 29 de marzo queda oficialmente descartado.






Negativa a las distintas propuestas

Ninguna de las propuestas alternativas al plan de Theresa May ha generado consenso, dado que ninguna obtuvo un voto mayoritario. Las opciones con más apoyos fueron la convocatoria de un referéndum para ratificar un eventual acuerdo, que obtuvo 295 votos en contra y 268 a favor, y negociar una unión aduanera con la Unión Europea (UE), con 272 votos en contra y 264 a favor.

Los diputados británicos han votado hoy las ocho alternativas al plan de May para abandonar la Unión Europea y lo han hecho de una forma diferente a los habituales paseos por los corredores del Parlamento (lobbies). En esta ocasión, han marcado con una cruz si aceptaban (aye) o no aceptaban (no) cada uno de los llamados votos indicativos.

Así quedaron los votos a las distintas posibilidades:

– Referéndum: 295 votos en contra, 268 votos a favor. Margen de 27 votos.

Esta posibilidad, que presentó la diputada laborista Margaret Beckett, instaba al Gobierno a no implementar el Acuerdo de Salida o la Declaración Política que eventualmente aprobara el Parlamento sin antes ratificarlos en un referéndum.

– Unión aduanera: 272 votos en contra, 264 votos a favor. Margen de 8 votos.

Presentada por el conservador Ken Clarke, defiende que el Reino Unido forme parte de una unión aduanera “permanente y amplia” con la Unión Europea (UE), lo que evitaría ciertas fricciones en la frontera de Irlanda del Norte.





– Plan del Partido Laborista: 307 votos en contra, 237 votos a favor. Margen de 70 votos.

La alternativa oficial presentada por el principal partido de la oposición en el Reino Unido buscaba negociar cambios en el acuerdo para asegurar el plan laborista, que pasa por incluir una unión aduanera con Bruselas, así como una “estrecha alineación” con el mercado único de la UE.

– Mercado común 2.0: 283 votos en contra, 188 votos a favor. Margen de 95 votos.

También conocida como “Noruega Plus”, es una opción ideada por un grupo de diputados laboristas y conservadores que propone recrear la relación económica que tenía el Reino Unido con la Comunidad Económica Europea (CEE) en las décadas de 1970 y 1980.

– Cancelar el Brexit: 293 votos en contra, 184 votos a favor. Margen de 109 votos.

La iniciativa llama a revocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa si el Parlamento no llega a ratificar un acuerdo de salida.

– Salir sin acuerdo el 12 de abril: 400 votos en contra, 160 votos a favor. Margen 240 votos.

Defiende que el Reino Unido abandone la Unión Europea el próximo 12 de abril sin pacto alguno.

– Brexit duro con un tratado comercial: 422 votos en contra, 139 votos a favor. Margen de 283 votos.





En caso de que el Parlamento no apruebe ningún acuerdo de salida, el ala euroescéptica de los conservadores propone abandonar igualmente la UE y negociar con Bruselas un tratado comercial temporal que elimine las tarifas en el intercambio de bienes entre ambos lados del canal de la Mancha.

– Mercado único: 377 votos en contra, 65 votos a favor. Margen de 312 votos.

Aboga por mantener al Reino Unido en el Espacio Económico Europeo (EEE), que da acceso al actual mercado único comunitario


Los resultados no son vinculantes legalmente

Los resultados no son vinculantes legalmente, es decir, no obligan al Gobierno a tomar ninguna medida, pero si que sirven de termómetro para saber qué opciones cuentan con un mayor apoyo.

La incógnita ahora es saber qué pasará en los próximos días. Esta misma tarde, la primera ministra,
Theresa May, ha anunciado que dimitirá de su cargo si se aprueba su acuerdo para el Brexit
. Un escenario del que se había hablado en varias ocasiones, pero que no se ha convertido en una realidad hasta ahora.


Este viernes, nueva fecha marcada en la agenda

El ministro para el Brexit, Stephen Barclay, había anunciado la intención de convocar al Parlamento este viernes, por lo que todo apunta que será el momento elegido para que la primera ministra presente, de nuevo, su acuerdo ante la Cámara.





El problema es que el speaker del Parlamento, John Bercow, había prohibido a May presentar por tercera vez el mismo plan y hoy ha vuelto a recordar a los conservadores que no lo aceptará si no se presenta un acuerdo con cambios fundamentales.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: