Internacional

El paquete sospechoso de Potsdam era una extorsión a DHL, no un atentado | Internacional


Las autoridades de Postdam pusieron fin este domingo al misterio de un paquete sospechoso que causó alarma y miedo el viernes pasado en el mercadillo de Navidad de Postdam. En un primer momento, la Policía creyó que se trataba de un artefacto explosivo de origen terrorista, pero las investigaciones realizadas en las últimas 48 horas demostraron que el paquete había sido enviado para extorsionar al servicio de paquetería alemán DHL.

“No se trata de un acto terrorista, sino de un crimen de derecho común”, anunció el fiscal de Postdam, Heinrich Juncker, durante una rueda de prensa celebrada en Postdam, “Hemos reconstruido un mensaje de extorsión dirigido a DHL, en el que los autores exigen el pago de varios millones de euros para abstenerse de enviar en el futuro paquetes similares”.

Le certeza de que el paquete encontrado el viernes en una farmacia de Postdam no tenía el objetivo de causar la muerte de civiles fue calificada como una “buena noticia”, por el ministro del Interior del estado federado de Brandeburgo, Karl-Heinz Schröter. “Pero la mala noticia es que se trata de un chantaje en perjuicio del servicio de paquetería DHL por un importe millonario”, añadió.

Según el ministro, el autor o los autores del chantaje asumieron con el envío del paquete la posibilidad de que los destinatarios resultaran heridos de gravedad o incluso murieran. La Policía, después de examinar los restos del paquete que contenía un envase cilíndrico repleto de clavos, concluyó que el paquete podría haber estallado.

El paquete fue destruido en la noche del viernes, pero los sabuesos descubrieron fragmentos de un código QR, que una vez reconstruido y escaneado reveló el mensaje de extorsión. Según la Policía, el autor o los autores del chantaje viven en Berlín o en el land de Brandeburgo y no se descarta la posibilidad de que otros paquetes similares puedan ser enviados en el futuro.

“Los chantajistas advirtieron de que seguirán enviando paquetes si DHL no paga”, dijo el presidente de la Policía de Brandeburgo, Hans Jürgen Mörke, quien recomendó a la población de alertar de inmediato a las autoridades si recibían paquetes sin remitentes. “A los chantajistas no les importa matar o herir a otras personas”, advirtió el policía.

El paquete sospechoso fue entregado en la tarde del viernes a una farmacia próxima al mercadillo navideño. Cuando el propietario del local intentó abrirlo escuchó un silbido sospechoso y alertó de inmediato a la Policía, que ordenó una evacuación del lugar en un radio de 100 metros. El despliegue policial conmocionó a la población de Postdam y también de Berlín, que aún no olvida el atentado criminal que tuvo lugar el 19 de diciembre de 2016 en el mercadillo de Navidad ubicado en la céntrica Breitscheidplatz. Ese día, Anis Amri, un terrorista tunecino, se introdujo a bordo de un camión de alto tonelaje al mercadillo y causó la muerte a doce personas.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment