El papa Francisco se ha salido hoy del guión y, en un mensaje improvisado después del discurso de la primera mujer que ha hablado en la cumbre contra los abusos sexuales, la experta en Derecho Canónico Linda Ghisoni, ha dicho que “todo feminismo termina siendo un machismo con faldas”.

Francisco afirmó que una mayor responsabilidad de las mujeres en la Iglesia no resolvería la crisis de abusos sexuales, pero sí que cree que el “estilo” femenino debe ser incluido en esta lucha. “No se trata de dar más funciones a las mujeres en la Iglesia –sí, esto es bueno, pero así no se resuelve el problema– se trata de integrar a la mujer como figura de la Iglesia en nuestro pensamiento”, explicó el Pontífice.





Jorge Mario Bergoglio continuó exponiendo que, a su juicio, invitar a hablar a una mujer no es “entrar en la modalidad de un feminismo eclesiástico, porque todo feminismo termina siendo un machismo con faldas”. “No, invitar a hablar a una mujer sobre las heridas de la Iglesia es invitar a la Iglesia a hablar de sí misma, sobre las heridas que tiene”, subrayó el Papa.

En su intervención, Ghisoni, que también es subsecretaria del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, propuso algunas medidas para luchar contra la pederastia que van algo más allá que las escuchadas hasta el momento. La experta pidió comisiones consultivas independientes (formadas por laicos y clérigos) para aconsejar y asistir a los obispos ante un caso de agresión sexual, o revisar la normativa del secreto pontificio, como piden las víctimas.

La reunión sin precedentes que se celebra hasta el domingo en el Vaticano ha abordado hoy las rendición de cuentas de los obispos en los abusos sexuales, y las varias intervenciones han remarcado a los 114 presidentes de Conferencias Episcopales presentes que tienen que asumir su responsabilidad individual en esta crisis.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: