El papa Francisco denunció hoy que en nuestros días «mujeres y niños son particularmente vulnerados, violentados y expuestos a toda forma de explotación, esclavitud, violencia y abuso», y lo hizo en su primer discurso en Tailandia, una de las metas del turismo sexual.

Francisco que llegó este martes a Bangkok, pero que comenzó hoy su agenda oficial con la visita a la sede del Gobierno, quiso reconocer también «los esfuerzos» de las autoridades tailandesas «para extirpar este flagelo, así como a todas aquellas personas y organizaciones que trabajan incansablemente para erradicar este mal y ofrecer un camino de dignidad».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: