Deporte

El otro partido de Piqué


Cuando Piqué juega en el Santiago Bernabéu no lo hace sólo en el césped. Tiene al mismo tiempo otro partido en la grada, especialmente cuando visita Chamartín con la camiseta del Barcelona. El sábado lo hará con la de España, en un choque en el que la Selección se juega el pase directo al Mundial y evitar una siempre peligrosa repesca. Está prohibido perder contra Italia si se quiere llegar a Rusia 2018 sin sobresaltos y cada detalle cuenta, porque uno de ellos puede decidir el resultado, como recordaba ayer el capitán transalpino Chiellini.

A Gerard no le afectan estas cosas, le gusta esta rivalidad y acepta con deportividad cuando le llegan de vuelta los dardos que él lanza cuando toca. En la Supercopa, la grada blanca le cantó con ironía «se queda, se queda», acordándose de su famoso tweet con la foto de Neymar anunciando la continuidad del brasileño en el Barcelona. Piqué no tiene problema, pero Lopetegui no quiere que nada reme en contra de la Roja en un día tan importante.

Al barcelonista le han pitado regularmente en los entrenamientos y partidos de la Selección en varias ciudades de España y se temen en la Federación que en el Bernabéu el sábado la cuota madridista sea alta y el recibimiento no sea el mismo que el del resto de seleccionados. Si esto sucede no será porque desde la concentración no se han mandado suficientes mensajes pidiendo que el público se olvide de esto y sólo empuje para que España siga al frente de su grupo después de los noventa minutos. El primero que fue preguntado sobre el asunto, Sergio Ramos, lo dejó muy claro: «Pido que no piten. El público español debe respetar a todos los jugadores que defienden nuestro escudo y Piqué es uno de ellos», aseguró el capitán del Real Madrid y pareja inseparable de su alter ego azulgrana en el centro de la defensa.

Lopetegui tiene dudas sobre el once titular de medio campo hacia adelante. En el entrenamiento de ayer probó varias cosas, desde volver al falso «9» de la época de Del Bosque, hasta el 4-3-3 con Pedro, Morata y Silva como tridente ofensivo.

Se mantiene la incógnita de si hacer venir a David Villa desde la Liga estadounidense es para que juegue desde el comienzo o si será Morata el que haga de Diego Costa en ausencia del hispano brasileño. Por el momento de forma, debería jugar Asensio, pero Isco tiene más galones y experiencia… Hay muchas dudas por resolver, pero no hay ninguna de que Piqué formará en el once inicial junto a Ramos. Nacho y Bartra están claramente un paso por detrás de dos de los mejores centrales del mundo, junto a los que el canterano madridista asegura que trata de aprender cosas estos días. «Gerard está curado de espanto, lleva muchos años en la élite y son cosas a los que los futbolistas estamos acostumbrados. Como compañero, espero que el sábado seamos todos uno para estar en el Mundial. Es verdad que en los últimos partidos sí ha habido pitos, pero nos jugamos la clasificación y tengo que pedir el máximo apoyo», decía Nacho. «Si le pitan a él nos están pitando a todos», añadía Carvajal, y en términos parecidos se había expresado Lucas Vázquez, otro de los madridistas de la convocatoria.

El único enemigo ante Italia serán los «azzurri», a los que no le vale el empate, pero saldrán a esperar a España. «Bonucci me ha dicho que habrá sorpresas», avisó ayer Suso. Veremos.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment