Internacional

El opositor ruso Navalni queda libre tras 25 días en prisión | Internacional


Alexéi Navalni, el principal líder de la oposición extraparlamentaria al Kremlin, salió en libertad este viernes después de 25 días de cárcel por haber hecho un llamamiento a participar en una manifestación no autorizada. Navalni había sido detenido en el portal de su casa el pasado 12 de junio, Día de Rusia y jornada que el opositor eligió para organizar una marcha contra la corrupción. 

La policía rusa, en vísperas de la liberación de Navalni, comenzó esta semana a realizar registros en las sedes electorales que el opositor y quienes le apoyan han abierto en el país con miras a la campaña para las elecciones presidenciales del próximo año. Navalni se prepara para competir en estos comicios a pesar de que la Comisión Electoral Central ya anunció que no podrá registrarlo debido a que tiene una condena (en libertad condicional) de cinco años por malversación de fondos, lo que, según la ley rusa, lo inhabilita como candidato. 

Navalni, sin embargo, continúa con los preparativos para su campaña electoral y ha anunciado que apelará la sentencia que le impide participar en las presidenciales. El político, de 41 años, se ha hecho famoso por sus denuncias a la corrupción reinante en las altas esferas del poder. En 2012 participó en los comicios para la alcaldía de Moscú, logrando un 27,5%, récord histórico para la oposición extraparlamentaria en la capital rusa. 

La policía ha contado con el apoyo de activistas en favor del presidente, Vladímir Putin, en el acoso a las sedes electorales de Navalni. Ya se han hecho registros en las sedes de Moscú, Cheboksary, Vólogda, Novosibirsk, Oriol y Astrajan. Los pretextos más usados por la policía son el de uso indebido del inmueble alquilado, denuncias de que guardan materiales de contenido extremista o que realizan publicidad ilegal y supuestas informaciones de que el edificio ha sido minado. 

Además de los problemas legales que enfrenta Navalni, como político que pretende reemplazar al régimen actual, tiene otros como por ejemplo el no poseer un partido masivo propio y el que la oposición esté dividida. Últimamente han aparecido una serie de críticas a Navalni por parte de opositores conocidos, como el economista Andréi Ilariónov o el exdiputado Iliá Ponomariov, que ahora se encuentra en Ucrania. Ponomariov considera que Navalni de hecho compite no con Putin, sino con otros opositores: Mijaíl Jodorkovski, el exdiputado Dmitri Gukdov, el ex primer ministro Mijaíl Kasiánov, Alexéi Yavlinski.

Algunos piensan que es un error por parte de Navalni apostar por el carisma y el populismo, porque, como dice el economista Vladislav Inoséntsev, en estos aspectos “nadie puede vencer al actual presidente, el demagogo más experimentado y hábil que ha conocido Rusia en los últimos cien años”. Además, la oposición de dos machos, Putin y Navalni, “crea un nuevo paradigma en la política rusa en el que no hay lugar para líderes moderados y racionales”, según Inosémtsev. 

A pesar de las críticas, actualmente no existe otro político opositor que tenga el poder de convocatoria que tiene Navalni. Y aunque los problemas expuestos son una realidad, son muchos los que piensan, como el exministro de Boris Yeltsin Alfred Koch, que poco importa lo que venga después ni qué métodos se usen. Lo verdaderamente importante es el cambio de régimen.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *