El Open Arms ha realizado un nuevo rescate en la madrugada de este sábado. Las lanchas auxiliares del buque han acudido al auxilio de 39 personas en aguas de responsabilidad maltesa, según ha informado a EL PAÍS el director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps. El barco realiza esta nueva operación cuando se cumplen nueve noches en altamar con 121 personas a bordo esperando un puerto seguro en el que desembarcar. Tanto Malta como Italia, los puertos más cercanos, se niegan a recibirlos mientras el resto de países comunitarios no se comprometa a reubicar a los rescatados, un acuerdo que aún no se ha producido.

Tras una semana larga desde el rescate no se ha iniciado ninguna negociación en este sentido a nivel comunitario. La Comisión Europea, que viene ejerciendo de mediadora en los casos de bloqueo de barcos de rescate de ONG, aguarda a que algún Estado miembro solicite su intervención. Un año después de que Italia declarase la guerra a las organizaciones humanitarias, sigue sin haber un mecanismo previsible para actuar cuando hay rescates en el Mediterráneo Central, la ruta migratoria más mortal del mundo, según la Organización Internacional para las Migraciones. En ella han muerto 578 personas en lo que va de año.

El ministro del Interior Matteo Salvini, que amenaza con multar al buque como traspase sus aguas territoriales, ha pedido a España que acoja a los rescatados por tratarse de un barco español. Pero el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez mantiene que no tiene intención de liderar cualquier iniciativa que desbloquee la situación. “España cumple, rescata, salva vidas permanentemente, y no podemos permitir que en el ámbito europeo se afinque el concepto de que solo España puede rescatar, solo España salva vidas y solo España recepciona”, defendió este viernes la ministra portavoz Isabel Celaá, que insistió también en que el barco debe dirigirse a un puerto cercano y seguro.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: