La cuarta generación del Skoda Octavia, que se desvelará definitivamente el próximo 11 de noviembre, ha crecido en tamaño, con lo que gana en espacio y maletero, al tiempo que mejora en conectividad y sistemas de ayuda a la conducción.

Según ha adelantado este martes el fabricante checo, el Skoda Octavia, al que la marca considera su «corazón y motor», ha crecido a lo largo en 22 milímetros (hasta los 4,68 metros) y 15 milímetros a lo ancho (hasta los 1,82 metros).

Estas proporciones, junto a las rediseñadas barras del techo, alargan visualmente la silueta del vehículo, que ha mejorado su aerodinámica, hasta situarla entre las mejores del mundo, según Skoda.

El Skoda Octavia puede equipar por primera vez faros Matrix Full Led

Al respecto, destaca que los faros delanteros y traseros son más estrechos y pueden equipar, por primera vez, la tecnología Matrix Full Led.

En el interior, los pasajeros traseros disfrutarán de más espacio para las piernas, mientras que los asientos delanteros se podrán elegir ergonómicos para la espalda, lo que es una novedad para el vehículo.

El primer Skoda en montar head-up display

El Octavia además será el primer Skoda que pueda equipar head-up display (la información más relevante se proyecta sobre el parabrisas) y transmisión automática DSG con tecnología de cambio de marchas electrónico (el selector ya no está conectado mecánicamente a la caja de cambios).

También se beneficiará de asistentes a la conducción introducidos en otros modelos Skoda como son el de prevención de colisión (la evita con una maniobra evasiva controlada), la alerta de tráfico trasero o el de emergencia (gracias a la función Hands-on Detect, el coche es capaz de comprobar si el conductor está tocando el volante de forma consistente o si ya no tiene el control del vehículo debido a una potencial emergencia médica).

Amplia gama de motores en la que no faltan de Gas e híbridos enchufables

La gama de motores con la que llegará el nuevo Skoda Octavia está compuesta por propulsores de gasolina (110, 150 y 190 CV), diésel (de entre 115 y 200 CV), de GNC (de 130 CV), híbridos enchufables (de 204 y 245 CV) y, por primera vez, con tecnología mild-hybrid de 48V.

Para una conducción más dinámica el Octavia podrá equiparse con una suspensión deportiva 15 milímetros más baja y un chasis Rough Road con 15 milímetros más de distancia al suelo, así como con el Control de Chasis Dinámico, que ajusta constantemente la suspensión y los amortiguadores.

Skoda, conocida internacionalmente como la marca «Simply Clever (simplemente inteligente)», ofrece en el Skoda soluciones como cubierta del maletero retráctil, cierres de seguridad para niños electrónicos, puertos de recarga USB de tipo C (como novedad se puede montar por encima del retrovisor central) o la bola de remolque electrónica, bolsillos de almacenamiento para móviles en los respaldos de los asientos delanteros o el embudo integrado en la tapa del depósito del líquido limpiaparabrisas.

Además, en el tradicional espacio que hay en la puerta del conductor para el paraguas se ha habilitado un hueco para un cepillo de mano.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: