La policía surcoreana prohibió al nadador húngaro Tamas Kenderesi abandonar el país mientras investigan las denuncias de acoso sexual contra el medallista de bronce olímpico, han informado este domingo las autoridades.

Kenderesi, que competía en el Mundial de Natación de Gwangju, a unos 330 kilómetros al sur de Seúl, fue arrestado en las primeras horas del domingo e interrogado sobre un incidente en un club nocturno, dijo a Reuters un funcionario de la comisaría de Gwangju Seobu.

Un oficial del equipo húngaro confirmó que Kenderesi había sido interrogado y que había sido liberado y devuelto a la villa de los deportistas. 

Sin embargo, a Kenderesi no se le permitirá salir de Corea del Sur durante los próximos 10 días, dijo el oficial de policía, que solicitó el anonimato debido a lo delicado del asunto. La Agencia de Noticias Yonhap informó anteriormente de que el deportista había negado la acusación.

Kenderesi, de 22 años, terminó último en la final de la mariposa masculina de 200 metros en Gwangju, celebrada el pasado miércoles. Los organizadores del evento declinaron hacer comentarios, ya que es un asunto privado no relacionado con la competición deportiva. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: