El actor Toni Albà ha sido apartado del programa de TV3 dirigido por Toni Soler, ‘Minoria Absoluta’, antes denominado ‘Polònia’. Así lo habría confirmado el propio actor a Vilaewb y ha evidenciado en unas declaraciones a través de las redes sociales en las que señala que “el mundo no se acaba por un tuit, ni por un sueldo”, y reclama no castigar al programa de humor en la cadena catalana por “una situación personal mía”.

Según Albà, Soler le habría comunicado a principios de esta semana la decisión de no contar más con él como actor, pese a que no es un trabajador del programa sino un actor contratado para hacer determinados papeles, como el del Rey Juan Carlos. Por este motivo, Albà asegura sentirse triste y decepcionado, pero con la conciencia tranquila.






Según Albà, Toni Soler le habría comunicado a principios de esta semana la decisión de no contar más con él como actor

La decisión se produce después de que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) emitiera una nota a principios de semana en la que condenaba los comentarios machistas del actor contra la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, vertidos en Twitter con motivo de la visita de esta y de su grupo parlamentario a Waterloo. En aquel comunicado, la ‘Corpo’ defendía en primer lugar que Albà “no es trabajador ni colaborador” de los medios públicos catalanes, sino “un actor contratado ocasionalmente por empresas que trabajan para la CCMA en formatos de producción asociada”.

Junto a la expresión de la CCMA, el propio Toni Soler expresaba su distancia con el comentario lanzado por Albà contra Arrimadas con un mensaje en la misma red social en la que le inquiría: “Ni puñetera gracia, Toni”.


Albà publica un alegado en defensa de la cadena y del programa

Tras conocerse la decisión de no contar más con Albà para el programa, el propio actor ha publicado un alegado en defensa de la cadena y del programa. En un hilo de seis mensajes, agradece “las numerosas muestras de apoyo recibidas estos días” así como “todas las críticas” de las que “también aprendemos”, y tras alabar la labor de Soler a la hora de “analizar el qué y el cómo” y mantener un equilibrio para “repartir estopa polaca a todos”, se muestra comprensivo con él: “Todos juntos reciben mucha presión para conseguir que cada semana salga el ‘Polònia’ que intenta hacer reír a todo el mundo”.





Albà asegura que son presiones que “vienen de todos lados”, por lo que reclama no dejar de ver el programa por culpa de la polémica generada por él. Según señala, “no sería justo para la familia polaca” que, por “culpa de una situación personal mía, castigeis a todos” a través de “un boicot que sólo daría alas a los que querrían cerrar TV3”. El actor ve necesario “hacer piña” porque “las libertades están en juego”, y si cierran TV3 “querrá decir que el catalán, la educación y todo lo demás ya está cerrado”, argumenta.


¿Hay machismo en la política?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: