El Barça cree en sus posibilidades. Tanto el entrenador Lluís Cortés como las jugadoras Vicky Losada y Lieke Martens están convencidos de que el campeón de la Champions femenina de este sábado en Budapest no está escrito por decreto. El Olympique de Lyon es el gran favorito por haber ganado la máxima competición continental en cinco de las últimas ocho ediciones, tres de ellas de manera consecutiva. Sin embargo, la ilusión y la confianza se mantienen intactas en el vestuario blaugrana.

“Las sensaciones son muy buenas y positivas. Vamos a competir y a darlo todo”, dijo Cortés nada más iniciarse la comparecencia en el estadio del Ferencvaros, club en el que militó Kubala. Lo dijo antes de que advertir que todo no termina en esta final. “Llegar hasta aquí es un premio y un reconocimiento al trabajo bien hecho, pero no es el final del proceso. No lo será ni si ganamos ni si perdemos. La historia de la sección continuará a partir del domingo”, resaltó.






Las conocemos del año anterior y no les tenemos miedo pese a saber a quién nos enfrentamos”



El técnico blaugrana, renovado recientemente después de sus buena labor en el equipo en los últimos meses, reconoció el mérito del Lyon por ser “una de las primeras apuestas decididas en el fútbol femenino” y que ahora “recogen los frutos”. Sobre el nivel de su rival, ve “un equipo muy fuerte, con muy buenas jugadoras pero que no es invencible”. Recordó que la pasada temporada las ganaron en cuartos de final con un resultado ajustado y que el Chelsea “las puso en apuros” en semifinales.

En la misma línea se dirige Losada. “Las conocemos del año anterior y no les tenemos miedo pese a saber a quién nos enfrentamos. Como equipo somos mejores que ellas”, manifestó antes de admitir que los días de espera hasta la final se han hecho largos y de asegurar que “la Champions es la competición más bonita que existe”.






Para este duelo el Barça no podrá contar por sanción con Kheira Hamraoui, pieza indispensable desde que llegó el verano del 2018 en busca de los minutos que no tenía en el Lyon. Una baja que obligará a Cortés a hacer ciertos retoques en la medular pero sin influir en el estilo. “No podemos perder la identidad por una jugadora. Tenemos una forma de entender el juego y creemos en nuestra idea. No vamos a preparar nada diferente, las jugadoras no lo merecen y el equipo no está preparado para ello. Vamos a luchar creyendo en lo que hacemos y en lo que somos”.

Para Cortés, las claves del partido será “que esté abierto y no se rompa”. Por otro lado, el Barça deberá ser curoso con el poderío aéreo de su oponente. “Debemos compensarlo intentando no conceder faltas laterales ni saques de esquina”, recalcó. Para tener más posibilidades de éxito será “importante” mantener la portería a cero, como en los últimos partidos de Champions.


He soñado con jugar este partido y esto aún me da más fuerza”



Sobre el factor psicológico, el técnico del Barça cree que sus pupilas están muy motivadas pero que se debe encontrar la “motivación óptima”. “Si hay un exceso de ganas se generan nervios y tensión. Las jugadoras deben tener confianza y tener muy claro qué es lo que tienen que hacer”. Motivación no le falta a Martens, una jugadora que debe ser decisiva. “He soñado con jugar este partido y esto aún me da más fuerza”, dijo antes de asegurar que le queda un año más de contrato y que de momento no se mueve del club catalán pese a las informaciones desde Francia que aseguran que es un objetivo del Lyon para la próxima temporada.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: