El español Nikoloz Sherazadishvili encadenó su segunda victoria consecutiva en el circuito mundial, tras colgarse la medalla de oro en la categoría de hasta 90 kilos del Grand Slam Abu Dabi, al imponerse en la final al surcoreano Donghan Gwak, en lo que ha sido la actuación más destacada del judo español en esta cita.

Nikoloz, que ya se impuso a comienzos del presente mes en el Grand Slam de Brasilia, donde se impuso en la final al cubano Iván Silva, volvió a demostrar su condición de número uno en la clasificación mundial, tras derrotar por un «waza-ari» al asiático en la técnica de oro.

Tiempo extra al que también tuvo que recurrir el judoca español, campeón del mundo de la categoría en el año 2018, para imponerse en las semifinales al serbio Nemanja Majdov.

Más cómodo fue el arranque de competición para Nikoloz Sherazadishvili que se impuso por «ippon» en sus dos primeros combates al ruso Khusen Khalmurzaev y al georgiano Giorgi Papunashvili.

Una contundencia que el español no pudo repetir ante el alemán Eduard Trippel, que se colgó a la postre la medalla de bronce, al que Nikoloz derrotó por un «waza-ari» que abrió de par en par las puertas de la lucha por las medallas al pupilo de Quino Ruiz, que en los combates decisivos confirmó su condición de número uno del Mundo.

El resto de equipo español, tuvo una mas que excelente participación, aunque sin medallas.

Próxima cita, Australia

Ahora en su mayoría continúan hacia la siguiente cita del circuito IJF en Australia para disputar el Continental Open de Perth y tratar de seguir escalando puestos en el ránking de clasificación olímpica, antes de terminar el año en el Grand Slam de Osaka a finales del próximo mes de noviembre.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: