Un helicóptero vierte agua sobre un incendio cerca de Toledo. En vídeo, declarado un incendio de pastos en Montesión Foto: REUTERS | Vídeo: ATLAS

Más de 200 efectivos trabajan para extinguir un incendio forestal que se declaró ayer por la tarde en el término municipal de Almorox (Toledo) y que se propagó hasta Cadalso de los Vidrios, en la Comunidad de Madrid. El viento cambiante y las altas temperaturas han facilitado que hasta las once de la mañana se hayan calcinado ya 2.100 hectáreas, de las que 800 corresponden al territorio toledano y 1.300 al madrileño. Dos hidroaviones del Ministerio de Medio Ambiente junto con cinco helicópteros del Gobierno regional madrileño intentan controlar las llamas.

Otro incendio se inició, también en la tarde de este viernes, cerca de Toledo capital, en el entorno de las urbanizaciones de Montesión y La Bastida. Los vecinos, que fueron desalojados de sus viviendas, han regresado a sus casas durante la noche, después de que haya quedado asegurado el perímetro de la zona, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

El incendio de Almorox comenzó a las seis de la tarde y a consecuencia del fuerte viento que rolaba en la zona (de unos 40 kilómetros por hora) pasó en menos de dos horas a la Comunidad de Madrid, tras recorrer unos 14 kilómetros. De hecho, el Gobierno madrileño había mandado con antelación cinco dotaciones a la región vecina para apoyar las labores de extinción, dadas las dimensiones que estaba alcanzado el fuego. Una densa columna de humo era visible a kilómetros de distancia y por la noche las llamas se podían percibir desde toda la comarca suroeste de Comunidad de Madrid.

El área forestal afectada se caracteriza por monte bajo, pinares y vegetación muy variada. La escasez de lluvias de los últimos meses ha hecho que el campo esté muy seco y que la zona prendiera con facilidad. El rápido avance del fuego también se vio propiciado por la sequedad del ambiente a consecuencia de las altas temperaturas.

Alrededor de la pasada medianoche fue necesario desalojar la urbanización Entrepinos, en Cadalso de los Vidrios, además de algunas viviendas del centro de la localidad. En ello, participaron la Guardia Civil y las Policías Locales de los municipios de la zona. A primera hora de la tarde del sábado, los vecinos ya estaban volviendo a sus viviendas. 

pero las casas continúan desalojadas debido a la dirección cambiante del viento y la incertidumbre de por dónde avanzarán el incendio, según ha informado un portavoz de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Unas 400 personas han pernoctado en el polideportivo del cercano municipio de San Martín de Valdeiglesias, donde han sido atendidas por un dispositivo de la Cruz Roja. Los voluntarios les han facilitado mantas, bebida, comida e incluso atención psicológica. Hacia las once de la mañana, tan solo quedaba un centenar de personas, ya que el resto se ha marchado a Madrid. Muchos tienen una segunda residencia en Cadalso.

Zona escarpada

El principal problema con el que se están encontrando los responsables de la extinción es que la zona es muy escarpada y tiene una vegetación muy tupida. En las laderas el fuego avanza con rapidez ayudado por el viento. Los responsables de la extinción esperan que, si se reduce su velocidad, puedan perimetrar el fuego en las próximas horas.

En la actualidad están trabajando unas 200 personas, distribuidas en cinco medios aéreos (dos hidroaviones y cinco helicópteros), 14 dotaciones terrestres de la Comunidad y siete dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME, unas 60 personas). La Comunidad de Madrid y la Delegación del Gobierno solicitaron su presencia pasada la medianoche de hoy, tras decretar la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid (ASEM) 112 el nivel uno del Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales (Infoma). En la zona también se ha desplegado un dispositivo del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa), en prevención de que pueda registrarse algún herido. Hasta el momento, no se ha registrado ninguno.

La Junta de Castilla-La Mancha también se ha decretado el nivel uno de peligrosidad. En la zona de Almorox han trabajado en las labores de extinción hasta 10 medios aéreos, con 18 personas, que igualmente abandonaron las labores con la llegada del ocaso. Permanecen en la zona 13 medios de extinción terrestre, con 47 personas, así como otros 16 efectivos de personal interno.

El Plan Infocam, en su perfil de la red social Twitter, ha indicado que el incendio de Toledo, que se declaró en la tarde de este viernes en el paraje conocido como «Cerro de los Palos» y que obligó al desalojo de una urbanización se mantiene en nivel 1.

«Noche ardua de trabajo donde también ha entrado maquinaria pesada», ha explicado el Infocam en la red social, en la que ha explicado que ha descendido la velocidad del viento, que este viernes por la tarde soplaba a 40 kilómetros por hora, aunque ha precisado que hay rachas de hasta 25 kilómetros por hora.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha resaltado la «colaboración de todos los efectivos que desde el primer momento se han ofrecido a colaborar y están trabajando intensamente, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, de forma coordinada y conjuntamente», y ha valorado que «muchos de ellos se encontraban disfrutando de su día libre y se han presentado voluntariamente para echar una mano».




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: