La Comunidad de Madrid ha rebajado del nivel 2 al 1 el incendio que se registra desde el pasado viernes en Cenicientos y Cadalso de los Vidrios, después de que se hayan controlado dos de los tres focos de este siniestro. Los medios aéreos han retomado desde primera hora las labores de extinción, en las que trabajan 450 efectivos de Bomberos, retenes forestales y la Unidad Militar de Emergencias.

El fuego había calcinado hasta las 20.00 horas de ayer domingo 3.300 hectáreas, de las que 2.500 pertenecían a la Comunidad de Madrid y 800 a Toledo. El incendio se inició en el municipio de Almorox y en dos horas recorrió unos 15 kilómetros debido al fuerte viento, lo que provocó que entrara en la Comunidad de Madrid. Este se  ha convertido ya en el mayor de la Comunidad de Madrid en lo que llevamos de siglo, en cuanto al número de hectáreas quemadas.

De momento, el presente incendio, que comenzó el viernes por la tarde en la localidad toledana de Almorox, ha calcinado aproximadamente 3.300 hectáreas, 800 en la Castilla-La Mancha y 2.500 en la Comunidad de Madrid. De esta manera, se cierra la racha de un lustro sin incendios graves en la región. Supera en extensión al incendio de agosto de 2012, que arrasó más de 1.800 hectáreas de los términos municipales de Robledo de Chavela, Valdemaqueda y Santa María de la Alameda, el peor de los últimos 20 años hasta ahora. El intenso fuego obligó a desalojar a 2.000 personas de cinco urbanizaciones, entre las que se encuentraban los residentes en un geriátrico de la zona.

No es la primera vez que arde la zona comprendida entre Almorox y Cadalso. Al contrario que este año, en 2002 el fuego comenzó en el vertedero de Cadalso, situado en la carretera M-507, en Cadalso de los Vidrios, y se propagó con rapidez por tres frentes distintos, hasta llegar a Almorox. Ardieron casi 700 hectáreas en total. Un año después fueron pasto de las llamas otras 400 hectáreas de monte en Navas del Rey. Agosto de 1999 fue otro momento trágico para el bosque madrileño. Ese mes se quemaron 500 hectáreas en el Monte Abantos, en San Lorenzo de El Escorial. Fue necesario desalojar a más de 80.000 personas.

La previsión para hoy es mucho más favorable debido a que van a bajar las temperaturas entre dos y tres grados y se va a reducir la velocidad del viento en un 10%, según las previsiomnes de la Aemet. Durante el pasado fin de semana llegó a superar los 40 kilómetros por hora, lo que facilitó la expansión de las llamas gracias a que en la zona del incendio es muy abrupta y tiene bastantes laderas y barrancos.

Fuentes de la Comunidad de Marid han confirmado que dos de los tres focos de que consta el fuego han sido ya controlados, por lo que se puede reducir el nivel de peligrosidad, según recoge el Plan de Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid (Infoma)., En la actualidad están trabajando cuatro hidroaviones del Ministerio de Medio Ambiente y 10 helicópteros que están atacando en especial la zona de Peña Cenicientos. Esta zona tiene un altísimo valor ecológico y se ha podido salvar un nido de águila imperial, con dos huevos, que corría peligro. Esta especie, en peligro de extinción, está muy protegida.

Otra característica que va a permitir controlar el incendio previsiblemente a lo largo del día es que la humedad del aire va a aumentar hasta el 59%, con lo cual se limitan las condiciones de propagación, según ha explicado el director de la Agencia de Seguridad y Emergencia de la Comunidad de Madrid, Luis Villarroel.

Durante toda la noche han trabajado brigadas forestales, Bomberos y UME en Peña Cenicientos, que era el foco que hasta el momento no había podido ser controlado, dado que se trata de una serie en la que rolaba bastante aire y era difícil el acceso.

A las 11 de la mañana se ha realizado una reunión de coordinación de todos los equipos intervinientes, lo que ha permitido reducir el nivel. Continúan cortadas cuatro carreteras comarcales que conectan los municipios de Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Villa del Prado, entre otras. Por eso se recomienda consultar los posibles cortes para moverse por la zona. Un total de 91 personas pertenecientes a una urbanización de Villa del Prado han pernoctado esta noche en el polideportivo de la localidad ante el riesgo de que las llamas alcanzaran sus viviendas. La Comunidad de Madrid ha logrado perimetrar el incendio en esta zona, lo que ha evitado que las llamas alcanzaran las casas.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: