Labores de extinción del incendio en Artenara, Gran Canaria. CARRETERAS GC (REUTERS) / ATLAS

El incendio que ha arrasado 1.500 hectáreas desde el sábado en la isla de Gran Canaria y que ha obligado al desalojo de más de mil vecinos ha quedado «contenido» esta madrugada, aunque una gran cantidad de medios siguen luchando contra las llamas, según las autoridades. «El presidente de Canarias Ángel Víctor Torres informa que el fuego está contenido en el mismo perímetro», dijo en un tuit la noche del lunes el servicio de emergencias 112 de Canarias, tras una conferencia de prensa. Durante esta noche, los equipos de extinción han sofocado  pequeñas “reactivaciones” avivadas por el viento imperante en la zona de El Rincón y las proximidades del Parque de Otoño. El resto del perímetro, que abarca 23 kilómetros y unas 1.500 hectáreas, no ha presentado más problemas y no se han realizado nuevas evacuaciones.

Esta mañana, Torres se ha mostrado optimista tras la labor de extinción de la madrugada: «Noche dura que amanece con la evidencia del grandísimo trabajo realizado por los equipos de extinción de incendios», ha dicho a través de Twitter. Con la llegada del día han podido regresar a sus viviendas también los residentes del municipio de Tejeda que pasaron la noche en los centros adaptados por el Ayuntamiento de Gáldar, tras haber sido evacuados la madrugada del lunes por la cercanía de las llamas.

La preocupación ahora es completar la extinción del incendio y no dar posibilidad a que las llamas se reactiven ante la la llegada de una ola de calor en los próximos días, lo que podría complicar las labores de extinción del incendio. El fuego no ha provocado ningún herido, aunque sí un «daño al patrimonio» de la isla, según definió este lunes el presidente Torres. Este lamentó que las llamas hayan tenido origen en «una imprudencia y una temeridad humana». La Guardia Civil detuvo el sábado al presunto responsable del incendio, que lo habría provocado al utilizar un aparato para soldar, según las autoridades locales.

Trece aviones y helicópteros trabajaron el lunes en un frente de cinco kilómetros, considerado «la cabeza del incendio». El gobierno regional destacó en un comunicado que la industria del turismo «no se vio afectada por el incendio», situado lejos de las zonas turísticas. Ningún complejo hotelero está amenazado y no hubo retrasos en los vuelos, añadió.

Además, un segundo incendio forestal fue declarado durante la noche del lunes en otro punto de la isla, Cazadores. La rapidez con la que se propagaron las llamas hizo que el Cabildo de Gran Canaria -administración competente de la actuaciones- ordenara la evacuación de 10 personas en Montaña Las Tierras, en Guayadeque, 11 en Lereta y 4 en Cueva Domínguez. Medios que estaban apostados en los municipios de Tejera, Artenara y Gáldar se desplazaron hasta este segundo punto ubicado en las medianías del este de la isla. A primera hora de la mañana el incendio, que había afectado a 50 hectáreas, se daban por controlado y la institución insular permitía que a los vecinos volver a sus casas. De momento, se desconoce el origen de este segundo incendio, aunque no se descarta que haya sido intencionado.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: