Economía

El imparable crecimiento de las apuestas deportivas online

Juegos online

España es uno de los países europeos en los que más extendido está el juego. De hecho, la práctica totalidad de los bares disponen de máquinas tragaperras y otros dispositivos similares, así como en cada barrio es posible encontrar una o varias administraciones de lotería. De igual modo y, desde hace ya algunos años, el fenómeno de las apuestas online se encuentra en claro auge.

Las apuestas deportivas online son las protagonistas

Según datos oficiales proporcionados por las administraciones públicas, en el año 2014 los españoles jugaron un total de 6.428 millones de euros en casas de apuestas online. En este sentido, el póker es la única modalidad de juego capaz de seguir el ritmo de este sector del juego. Además, la industria pudo observar como el número de jugadores creció en más de 7.000, lo que dio lugar a que, por primera vez en la historia, se superase la barrera psicológica de los 130.000 usuarios activos en este tipo de plataformas.

Probablemente, el crecimiento en el número de jugadores se debe a que cada vez se lanzan bonos apuestas más atractivos y que ofrecen mejores garantías a la hora de ganar dinero. A este respecto hay que decir que las casas de apuestas saben perfectamente que este tipo de ofertas actúan como gancho y atraen a infinidad de jugadores si se utilizan adecuadamente.

Estos bonos y promociones también se aplican a otros juegos de azar. Por ejemplo, si las apuestas deportivas, gracias a campañas del estilo de “Consigue los mejores bonos de apuestas gracias a …”, fueron capaces de mover hasta 2.859 millones de euros, el póker alcanzó los 2.139 millones. Asimismo, aunque a mucha distancia, el blackjack llegó a los 1.044 millones y la ruleta a los 401, según datos ofrecidos por la agencia GGR.

El imparable crecimiento de las apuestas deportivas online

 

Un futuro realmente prometedor

Por su parte, según datos ofrecidos por la Dirección General de Ordenación del Juego en España, a pesar de que, desde hace algunos años, la regulación sobre las casas de apuestas online es bastante más rígida, el número de usuarios y la cantidad de dinero movido no deja de crecer. Tanto es así que a finales de 2015 casi se alcanzaron los 7.000 millones de euros, mientras que se espera que se superen los 7.500 cuando termine 2016.

Esto se producirá, principalmente, por el trasvase que está teniendo lugar entre el mercado del juego tradicional y el online. Y es que, tal y como deja entrever Loterías y Apuestas del Estado, el número de jugadores, salvo en contadas excepciones como La Primitiva o Euromillones, está decreciendo exponencialmente en favor de las modalidades de juego online.