El paso del huracán Dorian por las Bahamas ha dejado al menos 20 muertos, según ha informado el ministro de Sanidad, Duane Sands, a The Washington Post. El fin de semana pasado el fenómeno meteorológico, de categoría 5, arrasó durante dos días seguidos con vientos de hasta 295 kilómetros por hora, los más altos registrados nunca en el noroeste del archipiélago.

La violencia de los vientos y las lluvias han destruido unas 13.000 casas, un 45 % del total de las viviendas de Gran Bahama y las Ábaco, de acuerdo con Cruz Roja. Hace un par de días Hubert Minnis, el primer ministro de Bahamas, dimensionó la catástrofe: «está ahora mismo en guerra, atacado por el huracán y no dispone de armas para defenderse de semejante asalto del enemigo».

Dorian es el segundo huracán más violento del que se tiene registro, igualado con otros dos de 1998 y 2005 por la velocidad máxima de sus vientos, con picos de 295 kilómetros por hora registrados el pasado domingo. El gran huracán de todos los tiempos fue Allen, en 1980, con 305 kilómetros por hora. Mark Lowcock, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la ONU, ha estimado que 70.000 personas en las islas Ábaco y Gran Bahama necesitan ayuda inmediata. 




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: