Portada

El horror de las víctimas de abusos sexuales que han escuchado hoy los obispos en el Vaticano

consultor seo


“Lo primero que hicieron fue tratarme de mentiroso”, es una de las denuncias incluidas en los vídeos con los testimonios de víctimas de abusos que hoy escuchó la jerarquía de la Iglesia católica reunida en el Vaticano para abordar los casos de pederastia en el clero.

Los 190 representantes de la jerarquía de la iglesia católica presentes, entre ellos 114 presidentes o vicepresidentes de las conferencias episcopales, pudieron ver cinco vídeos con los testimonios de víctimas violadas por curas durante su infancia y de las que se ignoraron sus denuncias.


En primera persona

Cinco víctimas han podido describir el horror que vivieron en su infancia






“Lo primero que hicieron fue tratarme de mentiroso, darme la espalda y decir que yo y otros, éramos enemigos de la Iglesia”, explicó una víctima chilena, según la transcripción proporcionada por el Vaticano.

“Yo sé que están allí hablando, sobre cómo terminar y cómo empezar de nuevo y cómo reparar todo este daño. Primero, perdones falsos, perdones obligados ya no funcionan. A las víctimas hay que creerles, respetarlas, cuidarlas y repararlas. Hay que reparar a las víctimas, hay que estar con ellos, hay que creerles, hay que acompañarlas”, dijo.

Pidió que “oigan a lo que el Santo Padre quiere hacer, no asientan con la cabeza y después hagan otra cosa”.


Lo primero que hicieron fue tratarme de mentiroso y darme la espalda”


Una mujer africana relató que desde que tenía quince años fue obligada a mantener relaciones sexuales con un sacerdote. Unos abusos que duraron 13 años: “Estuve embarazada tres veces, él me hizo abortar tres veces. Simplemente porque él no quería utilizar el preservativo ni ningún método anticonceptivo”.

“Al principio tenía tanta confianza en él, que no sabía que podía abusar de mí. Tenía miedo de él. Y cada vez que me negaba a tener relaciones. Él me golpeaba. Como dependía financieramente de él sufrí todas sus humillaciones”, se escuchó en la sala donde se reúnen los obispos. La mujer afirmó que su vida ha quedado “arruinada” y pidió a la Iglesia “comportarse con responsabilidad, como personas sensatas”.






Estuve embarazada tres veces, él me hizo abortar tres veces porque no quería usar el preservativo”


Un sacerdote de la Europa del Este que tiene ahora 53 años contó como en el seminario un superior se metía en su cama y le tocaba sus partes íntimas y que pasó una noche con él que le “dolió profundamente”.

Pero que lo que le hirió profundamente fue que después de muchos años se lo contó al obispo y no le respondió durante años y cuando lo hizo le atacó sin intentar entenderle.

Este sacerdote pidió a los obispos que “escuchen a estas personas, que aprendan a escuchar a las personas que hablan”. “Yo quería que alguien me escuchara, que se supiera quién es ese hombre”, explicó.


Yo quería que alguien me escuchara, que se supiera quién es ese hombre”


Un estadounidense denunció como los abusos le hicieron perder “la inocencia de su juventud” y cómo a él y a su familia le sigue doliendo “la traición” y “la manipulación” de ese hombre.

La quinta víctima, un hombre procedente de Asia, explicó que cada vez que habló con los responsables “todos han encubierto prácticamente cada asunto, han encubierto a los autores…”. “Si quieren salvar a la Iglesia, tenemos que actuar juntos y hacer que los perpetradores se den por vencidos”, agregó la víctima.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment