Cultura

El hip hop empezó tras una fiesta en Nueva York | Cultura


El 11 agosto de 1973, una fiesta callejera en el número 1520 de Sedgwick Avenue, en el Bronx de Nueva York, fue el inicio de una nueva corriente musical y cultural: el hip hop. Sus participantes no se imaginaban lo que iba a suceder allí. Para ellos era una fiesta más en uno de los innumerables edificios de ladrillo de 18 plantas de la zona conocidos como viviendas sociales.

Aquel día, la joven Cindy Campbell decidió invitar a muchos jóvenes del barrio a una fiesta con la que se anunciaba el inicio de las clases. La entrada costaba 25 centavos para las chicas y 50 para los chicos, y aún se conservan copias de las tarjetas manuscritas que sirvieron de invitación. La fiesta tuvo lugar en la zona común del edificio y el gran atractivo era el hermano mayor de la joven, Clive, de 18 años y origen jamaicano, y que por su gran colección de discos ya era conocido como Dj Kool Herc.

En la fiesta, Kool Herc creó el sonido ‘break’ (romper, en castellano) porque es el tramo de la canción donde rompe con la selección rítmica haciendo girar dos discos idénticos en la mesa de mezclas que manipulaba. Lo que conseguía erar alargar la parte instrumental de las canciones a la vez que introducía sonidos rayados que lograban nuevos y desconocidos ritmos a la música disco de la época, aunque esa mezcla de rock, pop, disco, jazz y blues tardaría aún años en ser conocido con el nombre de hip hop.

Por si fuera poco, la revolución musical fue completa cuando un amigo de Herc, Coke La Rock, cogió un micrófono y comenzó a rapear (a hacer rimas), ya que ni siquiera existía esa palabra. Entonces sí que se puede decir que había nacido el hip hop.

Desde ese momento, el break se popularizó y comenzó a utilizarse como base para las canciones de hip hop sobre las que los raperos podían dejar fluir sus rimas y fue el principal aliado para que los breakdancers mostraran sus habilidades de baile. Con el paso de los años se utilizaron sintetizadores, cajas de ritmos y samplers para crear los sonidos que el joven Herc había popularizado en aquella fiesta del Bronx en los años 70.

El hip hop es conocido mundialmente como una corriente musical basada en rimar a gran velocidad sobre una base rítmica, pero en realidad es el movimiento cultural que engloba cuatro manifestaciones artísticas: DJ, MC (maestro de ceremonias en español), breakdance y grafiti.

El DJ o disc-jockey es la persona que crea y reproduce pistas musicales en una mesa de mezclas. La producción del DJ es parte fundamental dentro del rap, ya que sirve como base para la rima del MC. Entre las técnicas empleadas por los DJ destaca el scratching, que consiste en mover hacia adelante y atrás el disco de vinilo en repetidas veces a la vez se reproduce para generar un sonido de transición entre ritmos.

El maestro de ceremonias MC es la persona que interpreta el género musical conocido como rap. Nacido con influencias del soul, el funk e incluso los ritmos latinos, los raperos o MC’s’ transmitían, sobre todo en sus inicios, su descontento social, su inconformismo y su denuncia social con una lírica fluida.

El breakdance es la forma en la que los conocidos B-boys bailan el rap. Aunque ha ido evolucionando, los jóvenes que lo practican suelen retarse de forma individual o en grupo para superar los pasos que se van realizando. Los más característicos van desde mantenerse en equilibrio durante varios segundos sobre las manos y la cabeza a girar frenéticamente sobre la espalda en el suelo.

El grafitti es el cuarto elemento del movimiento cultural del hip hop, aunque se desarrolló antes de irrupción. Consiste en pintar con aerosoles un texto llamativo sobre un muro. Normalmente el texto se corresponde con la firma de su autor, aunque también puede tratarse de un texto más creativo y abstracto realizado con la finalidad es impactar visualmente y actuar, al igual que rap, como llamada de atención.

Cuando el hip hop se convirtió en un fenómeno mundial abrieron clubes con este tipo de música y se grabaron discos que eran números uno en todas las listas. Pero DJ Kool Herc, el verdadero artífice del hip hop, no pudo coger el rebufo del éxito. Pocos años después de la fiesta de 1973, el joven fue gravemente herido de una pelea y después terminó cayendo en las drogas.

Su gran lucha en los últimos años ha sido preservar la “casa natal del hip hop porque forma parte del sueño americano y queremos protegerla”. Para ello logró llevar a su causa a influyentes políticos y que el edificio, de alrededor de 100 viviendas, fuera vendido a un inversor que se ocupa ahora de su mantenimiento. El Bronx busca desde hace años rentabilizar la herencia del movimiento del hip hop y el ayuntamiento ha recuperado lugares emblemáticos de sus inicios.

El universo del hip hop llegó a España en 1985 y según Frank-T, cantante y productor desde los inicios en España, “El hip hop es una actitud que tiene que ver con la calle, que tiene que ver con el barrio, que tiene que ver con un sonido, con una manera casi de entender la vida.

Google se ha volcado con esta celebración de los 44 años del inicio del hip hop con un doodle que realiza un recorrido interactivo por la historia de este género musical y por su impacto en todos los ámbitos. Cuando acaba la explicación de la efeméride es posible hacerse con los mandos de una mesa de mezclas con dos platos en los que se pueden cambiar los discos, que también se pueden elegir de entre una amplia selección que ofrece Google. Además, se puede hacer ‘scratch’, practicar con el control del ‘crossfader’, así como con la velocidad y sincronía de cada vinilo, y los retos que propone el doodle van en aumento respecto a la complejidad y a la variedad de los temas que se pinchan.

En estos 44 años este género musical ha dado al mundo innumerables éxitos y artistas y bandas de la talla de Wu-Tang Clan, Tupac Shakur, Notorious B.I.G., Wyclef Jean, Jay-Z, Kanye West, Eminem, P. Diddy, Grandmaster Flash, Public Enemy, Kurtis Blow o Sugarhill Gang.

Todo parece estar, por tanto, justificado en este día, ya que no en vano el hip hop tiene más influencias de las que pensamos en nuestras vidas; no sólo en la música y el baile, sino también en el arte y la moda.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment