La ministra Reyes Maroto pisó ayer por vez primera el Palacio de Congresos del Paseo de la Castellana. Nada que ver con quien hacía de guía a la responsable de la cartera de Industria, Comercio y Turismo y a los que la acompañaban. Ningún rincón de este edificio de 40.000 metros cuadrados y cerrado desde 2012 esconde secretos para José Ramiro López. Entró a trabajar en el palacio en 1976 y ahí sigue. Nadie sabe seguramente más que él de unas instalaciones que se inauguraron en junio de 1970, hace casi medio siglo.

López se movía ágil por cada estancia y aclaraba educado y con paciencia dudas a todos los que le preguntaban. Recordaba los tiempos en los que grandes eventos como jornadas electorales, los mundiales de fútbol o conciertos de artistas importantes movían por esos pasillos y salas ahora desiertas “2.000, 3.000, 4.000, 5.000 personas…”. Por eso “el cierre fue doloroso para mí y para todos”. Lo más importante que ha centrado su atención desde 2012 ha sido el aparcamiento subterráneo, que ha seguido funcionando y, además, ha sido remodelado en este periodo de tiempo. No parece en todo caso que haya sido la época más apasionante de sus 44 años en el Palacio de Congresos como empleado de Turespaña, el organismo del Ministerio del que dependen las instalaciones.

Estatua de Gandhi delante de la fachada del Palacio de Congresos de Castellana Luis de Vega

Después de todos estos años vacío, el Ministerio abrió sus puertas en la mañana del viernes para que lo visitaran Maroto y los periodistas. El tour tiene lugar al día siguiente de que el Gobierno publicara el plan de viabilidad del edificio, que será cedido por un máximo de 40 años a una empresa que deberá invertir en su remodelación unos 72 millones de euros. “Es una buena noticia” que vaya a reabrirse el Palacio de Congresos, reconoció la ministra ante la fachada del edificio presidida por el gran mural que diseñó Joan Miró.

En efecto, los plazos previstos para alegaciones, presentaciones de proyectos y ejecución de obras impedirán que el edificio remozado abra sus puertas en la presente legislatura. Unos cinco años calcula la secretaria de estado de Turismo, Isabel Oliver. “Son trámites largos, con todas las garantías”, reconoce la secretaria de estado. “Se trata de un concurso abierto para que se puedan contrastar las distintas opciones para este magnífico palacio”.

Reyes Maroto, que no quiso concretar plazos para la reapertura, achacó por su parte a la “atonía” del Gobierno del Partido Popular el hecho de que haya pasado tanto tiempo desde que se cerró el 21 de diciembre de 2012. En tres meses iba a ser reabierto tras llevar a cabo los trabajos necesarios para adecuar la seguridad a la legalidad vigente. Pero el tiempo iba pasando y todos los planes para reabrirlo iban cayendo en saco roto. Uno preveía incluso un rascacielos adyacente de 23 plantas con un hotel que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid echó para atrás en 2016.

Mural de Miró de la fachada del Palacio de Congresos reflejado en un edificio de Azca
Mural de Miró de la fachada del Palacio de Congresos reflejado en un edificio de Azca Luis de Vega

Tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento han instado en las últimas semanas al Ejecutivo a poner fin al cierre de unas instalaciones que se encuentran en un lugar estratégico de la ciudad.

“Buena noticia” también es para Maroto que el edificio rehabilitado vaya a acoger además la nueva sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la única agencia de Naciones Unidas con cuartel general en Madrid.

Las dependencias que mostraron ayer al grupo de informadores, entre ellas el gran auditorio, aparecen en aparente buen estado. Pero tampoco le va a venir mal un buen lavado de cara que dé aires nuevos a unos espacios dominados por un toque añejo que te trasladan a otra época. La comitiva apenas se cruzó con un guardia de seguridad que seguía a los visitantes a prudencial distancia.

“Es mi primera visita y pensé que el deterioro iba a ser mayor”, reconoció la ministra instantes antes de acceder al auditorio sobre cuyo escenario cerró su gira europea en 1996 Bruce Springsteen. La visita de ayer obvió sin embargo la zona que fue pasto de un incendio en 1995 y que afectó a unos 6.000 de los 40.000 metros cuadrados de las instalaciones. Las investigaciones apuntaron a que fue intencionado.

Maroto escucha a José Ramiro López tras la visita al Palacio de Congresos
Maroto escucha a José Ramiro López tras la visita al Palacio de Congresos Luis de Vega

La empresa que se haga cargo de la remodelación y explotación del edificio tendrá que acometer los trabajos en esa zona siniestrada. También en las dependencias que acogerán a la OMT en el conocido como Edificio B, el mural de Miró así como la plaza que lleva su nombre y que da acceso al palacio.

Había cierto brillo en los ojos de López cuando, tras la visita al palacio, salió a la plaza. “Es un gran edificio para Madrid y para España”, afirma a unos metros del corrillo de periodistas que rodeaban a la ministra. José Ramiro López cumplirá el próximo 16 de diciembre los 65 años y la jubilación llama a su puerta. “Por mucho que corran con la rehabilitación yo ya no estaré aquí cuando lo reabran”. “Así que, si Dios quiere, me iré desde este puesto de trabajo mi casa”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: