Moda

El guardaespaldas de Karl Lagerfeld ahora también es diseñador | Estilo


El parisino Sebastien Jondeau (1975), asistente personal del modisto alemán Karl Lagerfeld durante más de 20 años, ha pasado de ser su guardaespaldas y persona de máxima confianza a diseñar su primera colección de moda. No solo da un salto a un nuevo campo en el que nunca se había adentrado, sino que lo hace de la mano del propio Lagerfeld, quien ha apoyado sus diseños y ha prestado su marca —la colección se llama Karl Lagerfeld Curated by Sebastien Jondeau— en un gesto muy significativo del conocido como el ‘Káiser’.

Jondeau nunca fue para Lagerfeld un guardaespaldas al uso. Sus modales refinados, su buena apariencia —los medios le denominan ‘el guapo’ y las centralitas de Lagerfeld colapsan cada vez que aparecen imágenes de él en los medios de comunicación— y su lealtad le han ayudado a ganarse la confianza de uno de los diseñadores más influyentes del panorama actual. Por eso, lleva 20 años contando con el joven para todo. Lo mismo Jondeau lleva a Lagerfeld al aeropuerto que acude con él a celebraciones familiares, van de vacaciones a Saint Tropez o incluso protagoniza sus campañas. Desde hace ya cinco años, cuando los modelos no cumplen las expectativas del excéntrico y exigente Lagerfeld, Jondeau hace también de maniquí.

Hasta ahora, su papel en la moda se había limitado a posar para alguna campaña de moda masculina y a protagonizar un par de cortos para Chanel, firma para la que Lagerfeld diseña desde 1983. En su nueva faceta de diseñador, Jondeau ha creado una línea de hombre urbana y desenfadada para la que ha tenido tres fuentes de inspiración: su pasión por el deporte, su día a día con Lagerfeld, y los looks para las noches más sofisticadas. Dice haberse inspirado en su propio armario, que enseña a menudo a través de su cuenta de Instagram. Ahí muestra su faceta más deportista —sus favoritos son el boxeo y los deportes acuáticos—, y también tiene espacio para lucir sus atuendos más elegantes y presumir de su estrecha relación con el modisto, con quien se intercambia mensajes de apoyo y agradecimiento.

Sus tejidos favoritos son el cachemir y los vaqueros en todos los tonos, dos materiales que le hacen sentir cómodo y que disfruta combinando con toques innovadores y divertidos. Siempre ha defendido que la comodidad es lo primero, y todavía recuerda que hace un par de años acudió con zapatillas blancas de deporte a una gala junto a Lagerfeld porque tenía una pierna escayolada y no podía utilizar zapatos de traje. Lejos de ser criticado, todos calificaron la mezcla de divertida. Estilo, diversión y comodidad es lo que ha querido plasmar en los jerséis de lana, sudaderas, camisetas, americanas, camisas y trajes de chaqueta que ya están a la venta en la página web oficial de Lagerfeld, con un precio que parte de los 99 euros.

Sebastien Jondeau en la Paris Fashion Week Primavera-verano, en octubre de 2017. Getty Images

La noticia se hizo pública el pasado mes de enero en la Pitti Uomo, la feria de moda masculina más importante de Europa, intermediaria entre pasarela y tiendas. Desde entonces y hasta que ha salido a la venta, el propio Karl Lagerfeld ha apoyado a Jondeau también a través de sus redes sociales, animando a sus seguidores a conocer las prendas. A cambio, el parisino siempre ha agradecido las palabras de su jefe. En una entrevista con la revista Forbes, Jondeau cuenta que nació a las afueras de París y su trabajo en una empresa familiar especializada en arte le llevó a conocer al polifacético Lagerfeld. En ese momento, no dudó en ofrecerse para trabajar con él.

“Karl es mi jefe, mi amigo y mi padre. He pasado más tiempo con él que con mi familia. Tenemos una fuerte relación profesional y personal”, cuenta de Lagerfeld, para quien solo tiene palabras afectuosas. “Me ha abierto muchas puertas y nunca podré estar lo suficientemente agradecido. Me ha ayudado a crecer, a ser mejor persona (…) He tenido acceso a cultura, a un nuevo nivel social, he aprendido a hablar con gente sobre asuntos muy diferentes”. De lo que todavía no ha hablado Jondeau es de su futuro. No ha desvelado si en sus planes está ser fiel a Lagerfeld o si, por el contrario, preferirá volar en solitario y apostar por una carrera como diseñador. Por ahora disfruta de un momento que considera único y dice tener una intención muy clara: “Me gustaría que esta colección inspirara a la gente como yo, que ha vivido en los suburbios, para demostrarles que es posible, quiero inspirarles a hacer grandes cosas en la vida”.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment