¿Guerra o paz? Un conflicto bélico en Venezuela y Latinoamérica parecía inverosímil, más allá de la retórica. Sin embargo, la agudización de la crisis ha elevado las amenazas y el tono declarativo, tanto de halcones como de palomas. Montevideo fue ayer sede de la primera reunión internacional para tratar de forzar una negociación entre el gobierno chavista y la oposición que aleje los tambores de guerra.

Con el aval del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela no se reunió en Uruguay por casualidad. Junto a México, han sido los dos únicos países de prestigio del continente que adoptaron una posición no beligerante cuando la mayoría de sus vecinos siguieron en cascada la decisión del estadounidense Donald Trump de reconocer al diputado autoproclamado Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela.






La intransigencia lleva al bloqueo



La UE, que llevaba meses proponiendo la apertura de diálogo con España a la cabeza, aparece también como impulsora de la cita montevideana aunque antes la mayoría de sus miembros han reconocido a Guaidó, tras un ultimátum, ignorado por el presidente Nicolás Maduro, para que convocara elecciones. El seguidismo europeo de Washington contribuyó a elevar más la tensión.

A pesar de las diferencias existentes, la resolución aprobada ayer –que no fue suscrita por Bolivia- aboga básicamente por dos objetivos: la celebración de elecciones libres y lograr la entrada de ayuda humanitaria al país caribeño. El Grupo se volverá a reunir a principios de marzo para evaluar los avances.

La reunión de hoy jueves en Montevideo, con más de una docena de ministros europeos y latinoamericanos
(Vicente Manuel Tort / AFP)

“No hay negociación posible sin dialogo, y aun las elecciones tienen que ser acordadas”, declaró el ministro uruguayo de Exteriores, Rodolfo Nin, en rueda de prensa junto a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. “La intransigencia lleva al bloqueo”, añadió Nin, en alusión a la posición de Guaidó de no negociar con el gobierno de Nicolás Maduro, al que considera “usurpador”. Nin insistió en que “la solución tiene que ser venezolana” aunque remarcó que “naturalmente el diálogo no puede ser eterno”.





Por su parte, Mogherini reiteró la necesidad de unas elecciones y dijo que la UE está lista para abrir una oficina de ayuda humanitaria en Caracas. Mogherini opinó que “no son incompatibles” las propuestas del Grupo de Contacto y el Mecanismo de Montevideo, iniciativa de México, Uruguay y la Comunidad del Caribe. Dicho Mecanismo apuesta por profundizar el dialogo entre chavismo y antichavismo, sin priorizar la convocatoria electoral a corto plazo.

En consecuencia, dos visiones diferentes estuvieron ayer sobre la mesa con el mismo objetivo de resolver el conflicto pacíficamente. Una cuestión de método. Mientras que la UE pone por delante el objetivo final de convocar elecciones libres, Uruguay y México proponen primero hacer que chavistas y antichavistas se sienten a hablar, lo que Guaidó rechaza en vista de que todos los intentos de diálogo entre gobierno y oposición en dos décadas de revolución acabaron reforzando al oficialismo.


La iniciativa consta de : diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación

Los dos países latinoamericanos impulsan el Mecanismo de Montevideo y recibieron el apoyo de la Comunidad del Caribe. Esta iniciativa constaría de cuatro etapas: diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación. El Mecanismo contaría con tres mediadores: la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan; su predecesor, Enrique Iglesias; y el exministro de Exteriores mexicano, Bernardo Sepúlveda.





No obstante, ambas visiones coinciden en la urgencia de encontrar soluciones a la crisis. “La tarea que nos ocupa es urgente y esta urgencia proviene del empeoramiento de la situación que corre riesgo de desestabilizar a la región y no solamente la región”, dijo previamente la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. “Nos gustaría un mecanismo de funcionamiento inmediato porque la situación así lo requiere”, indicó, por su parte, el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, antes de entrar en la reunión, que se celebró en la Torre Ejecutiva, sede del gobierno uruguayo, bajo la presidencia de Tabaré Vázquez y la que asistieron, además, representantes y ministros de Exteriores de España, Ecuador, Costa Rica, Alemania, Francia, Holanda, Portugal, Suecia, Reino Unido, Bolivia e Italia. Un grupo desequilibrado ya que sólo cuatro de esos países no han reconocido a Guaidó: Bolivia, Italia, México y Uruguay.


Juan Guaidó trata de desacreditar a Uruguay por ser contemplativo con el chavismo

Mogherini reconoció en que el objetivo de la UE no es “establecer una mediación o una negociación directa” sino buscar “una salida pacífica y democrática a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles”. Opinión compartida por el ministro español de Exteriores, Josep Borrell.





Mientras tanto, en Caracas los dos gobiernos miraban con la misma divergencia lo que pasaba en Montevideo. Maduro celebraba y apoyaba la iniciativa uruguayo-mexicana y en un tuit decía que “estamos listos para participar en una agenda abierta de entendimiento por la paz”. Y mientras, Guaidó trataba de desacreditar al gobierno de Tabaré Vázquez por ser contemplativo con el chavismo. “Uruguay ha hecho falta para defender la democracia”, declaró al diario uruguayo El País. Sin embargo, en entrevista al canal italiano Sky TG24, el “presidente interino” se mostraba más ambiguo ante una posible negociación directa con el gobierno después de que el Papa Francisco se mostrase dispuesto a ejercer de mediador si las dos partes lo aceptaban. “Para que se haga una mediación, se necesita la volunta de ambas partes”, dijo el pontífice esta semana. “Hago un llamamiento para que todos aquellos que pueden ayudarnos, como el Santo Padre, como el resto de la diplomacia, puedan colaborar para el fin de la usurpación, para un gobierno de transición”, afirmó Guaidó.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: