Portada

El grifo de cerveza de Zoido en su despacho de Interior

consultor seo


Luis B. García

El exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, declaró como testigo en el juicio del 1-O la semana pasada. En dicha declaración, el dirigente se vino a lavar las manos sobre el dispositivo policial que actuó en el referéndum del 1-O, una actitud que contrasta con la expresada por el actual responsable de la cartera, Fernando Grande-Marlaska, que ha marcado distancia con un más o menos afortunado “yo nunca me lavo las manos”. Tanto ha querido distanciarse el juez en servicios especiales de su antecesor que, tras asegurar que él siempre asume “la coordinación y cualquier actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”, se resistió a negar que Zoido tuviera un grifo de cerveza en el despacho.

Marlaska no lo ha negado, simplemente se ha limitado a responder a este rumor que corre por los digitales que no comenta “intimidades”: “Ay… Lo que corresponde a la intimidad de las personas…”, justificó. Pero al recordarle que se trata de un ministro y de que su despacho es el de un ministro y por tanto cargo público, el actual responsable se ha mostrado hermético: “De puertas para adentro es algo que responde a la intimidad”.

La supuesta presencia de un grifo de cerveza de la marca Cruzcampo en el despacho del exministro Zoido ha sido comentada y publicada por medios que aseguran que la presencia de la bebida de cebada de la marca hispalense junto con productos típicos del sur era una forma de Zoido de agasajar a quienes acudían a sus recepciones. El rumor sin confirmar se convierte en duda razonable alimentada por el silencio de Marlaska.




Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment