El partido del martes entre el Carlisle y el Notts County de la League Two (cuarta división) de Inglaterra dejó uno de los goles más curiosos del momento. El equipo local consiguió pillar desprevenido al portero visitante en una acción que se volvió viral en poco tiempo.

Ocurrió en el segundo tiempo, con el marcador en un 0-2 en contra, el jugador del Carlisle Hallam Hope consiguió pasar desapercibido detrás del guardameta del Notts, Ryan Schofield, mientras éste se preparaba para un saque. En cuanto Schofield soltó el balón, Hope arrancó a correr para llegar hasta él y lanzarlo a potería.





Un momento de lo más inverosímil, pero legal según el reglamento, que dejó perplejos a los jugadores del Notts County. Pese a ello, al gol no fue suficiente para que el Carlisle diera la vuelta al partido, que acabó en derrota por 1-3.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: