Uno de los vehículos del Gobierno para exportar la imagen de España y fomentar la inversión foránea en este país, la secretaría de Estado de la España Global, va a sondear los próximos meses el mercado en busca de capital para sostener el plan de transformación ‘España Puede’, anunciado por el presidente Pedro Sánchez el pasado 7 de octubre.

“’España Puede’ aterriza los Presupuestos Generales del Estado y los fondos europeos para la recuperación, y señala que por cada euro de dinero público invertido se movilicen cuatro de inversión privada. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, en colaboración muy estrecha con la oficina económica de Presidencia del Gobierno y con el Ministerio de Comercio, hemos lanzado un ejercicio de captación de inversión internacional para soportar este plan”, argumenta el secretario de Estado de la España Global, Manuel Muñiz, en una entrevista concedida a Cinco Días.

El secretario de Estado Manuel Muñiz pretender transmitir los planes de transición ecológica y digital a algunos de los principales inversores del mundo

El objetivo es atraer fondos soberanos, muchos de ellos con experiencia sobre el terreno en movilidad, telecomunicaciones o energía, hacia las nuevas posibilidades que ofrece el país. La transición ecológica y los procesos desdarrollo digital son los principales reclamos.

Manuel Muñiz, ha viajado este mismo mes a Emiratos Árabes, junto con el director general de Diplomacia Económica, Luis Óscar Moreno, para transmitir los planes del Ejecutivo. Una misión oficial en la que han tendido puentes con representantes de Abu Dhabi y Dubai, así como con el poderoso fondo Mubadala.

“Se trata de ampliar la huella de socios estratégicos en la economía española”, explica el secretario de Estado. Esta labor va a continuar en destinos como Arabia Saudí, Catar, Noruega o Singapur, de cuyos gobiernos dependen algunos de los mayores fondos soberanos del mundo. Entre ellos están Qatar Investment Authority, PIF, GIC o Norges, esta última gestora de fondos estatales de pensiones.

En el caso de Emiratos Árabes Unidos, su inversión en España alcanzó los 6.000 millones en 2018. Ya en 2019, se conviertió en el primer receptor de Oriente Medio para las exportaciones españolas. En el resto de mercados se ha identificado ya una lista de interlocutores privilegiados.

“Si uno ve los grandes socios económicos internacionales que tiene España, no faltan Estados Unidos, donde predominan los fondos privados; Emiratos, Catar, Noruega, Singapur o Arabia Saudí. Tienen ya experiencia inversora en España y vamos a interactuar con todos ellos. Pero esta lista no excluye a otros”, apunta Muñiz.

Qatar Investment, PIF, GIC o Norges, entre los identificados como socios estratégicos

España Global abrirá la citada vía de interlocución con otros Gobiernos para “llegar a grandes acuerdos sobre vehículos específicos de inversión en España”. De forma paralela, se trabajará en la identificación de fondos privados dispuestos a colaborar con inversores y empresas españolas. “Trabajaremos en los dos canales siempre de la mano del Ministerio de Comercio y de Invest in Spain, que son los que tienen la capacidad de cristalizar este interés en proyectos concretos”.

Experiencia previa

En algunas de las puertas a las que va a llamar el Gobierno hay notable inquietud por diversificar intereses desde los hidrocarburos o el transporte: “Tienen inversiones muy fuertes en renovables y transición ecológica por todo el mundo, y están interesados en el caso español. También les atrae la agenda de digitalización, desde la movilidad inteligente, a los microchips y la fabricación de tecnología”.

El mensaje de España Global tiene que ver con una rápida recuperación y transformación de la economía española una vez que la vacunación y los nuevos tratamientos logren mitigar la pandemia. “El plan europeo de recuperación y resiliencia prácticamente dobla la capacidad financiera que ofrece el marco plurianual de la UE. Sus fondos sitúan a España en un escenario que recuerda al impulso que tuvimos en los años de entrada en las Comunidades Europeas para converger, a lo largo de dos décadas, con las economías más avanzadas. Esta es una ventana extraordinaria para participar en este nuevo proceso en España, comprometida con una transformación digital, verde e inclusiva”, sentencia Muñiz.

Un pacto global contra el colapso en la movilidad

Pablo Monge

España busca la creación de un foro ante la OCDE en el que se establezcan medidas comunes sobre movilidad en todo el planeta en momentos de crisis. “Entendemos las preocupaciones del transporte y estamos volcados en conseguir un pacto de movilidad internacional con criterios de seguridad”, explica Manuel Muñiz.

Tras intentar abrir distintos corredores seguros para el turismo, el secretario de Estado reconoce la complejidad de avanzar entre las múltiples formas de restricción a la libre circulación que se han dado en Europa. Sí habla de victoria española cuando el 13 de octubre la UE aprobó un marco común de recomendaciones. “Logramos que no se volvieran a cerrar las fronteras; que se evaluaran territorios y no países enteros, o que se cambiaran las cuarentenas por pruebas diagnósticas”.

Respecto a la exigencia de la PCR en origen para viajeros procedentes de destinos de alto riesgo, “se trata de una decisión alineada con la recomendación europea”. Consciente del clamor a favor del test de antígenos, más asequible, Muñiz argumenta que “España es el país con medidas menos gravosas; en el momento en que los test de antígenos sean suficientemente sensibles los permitiremos. O podría valer con la vacuna cuando sea desplegada”.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: