Un tribunal de Caracas ha dictado este jueves una orden de detención contra el opositor Leopoldo López por violar el régimen de detención domiciliaria, según se anuncia en la página web del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela. López fue liberado, en circunstancias no aclaradas, el pasado martes y se encuentra refugiado en la residencia del embajador español en Caracas.

Sobre este asunto, el Gobierno español ha asegurado que se trata de “un movimiento judicial esperado” y ha recalcado que tanto Leopoldo, como su mujer y su hija de 15 meses se encuentran en la residencia del embajador en Caracas “por voluntad propia”.






El Gobierno recalca que tanto Leopoldo, como su mujer y su hija se encuentran en la residencia del embajador en Caracas “por voluntad propia”

Sobre si se facilitará o no su entrega a las autoridades, el Gobierno ha informado a través de un comunicado que “España no tiene intención” de ello. También, confía en que las autoridades venezolanas “respeten la inviolabilidad de la residencia del Embajador español”.

El líder opositor venezolano agradeció al Gobierno de España su solidaridad con Venezuela, y reiteró que se encuentra en la residencia del embajador español como huésped, condición en la que, aseguró, se piensa mantener.

El embajador de España en Caracas, Jesús Silva Fernández, ha abordado este jueves con el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, la situación del Leopoldo López y confía en una pronta solución que en cualquier caso nunca pasaría por la entrega del dirigente opositor.

España ha concedido la nacionalidad a los padres de López y a otros familiares suyos y acoge a otros líderes opositores, como el exalcalde caraqueño Antonio Ledezma, que se fugó de Venezuela, y el activista Lorent Saleh, que fue liberado.

López, que fue condenado a 13 años de prisión, de los cuales ha cumplido cinco años, dos meses y doce días, no ha solicitado asilo a España pero tampoco puede ser detenido por las fuerzas de seguridad venezolanas porque, a pesar de que la residencia del embajador no constituye territorio español –a diferencia de la embajada, que sí lo es–, está protegida por la Convención de Viena.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: