El Levante competirá una temporada más en LaLiga Santander al derrotar este domingo por 1-2 a un Girona que encajó su octava derrota en los últimos nueve partidos y queda con pie y medio en Segunda.

El equipo catalán afrontará el sábado que viene la última jornada de la competición con la obligación de vencer al Alavés para soñar con una salvación que solo se hará realidad si el Celta de Vigo pierde en Balaídos ante el Rayo Vallecano, ya descendido. Y con el ojo puesto en la diferencia total de goles.

De los equipos implicados en la lucha por el descenso solo falló el Celta, que perdió en San Mamés. El Villarreal ganó por la mínima al Eibar en su campo y el Valladolid venció (1-2) al ya descendido Rayo Vallecano.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: