La Juventus firmó la enésima remontada en los octavos de final de esta Champions League. Tras el Real Madrid, el PSG y la Roma, fue el turno del Atlético de Madrid para caer eliminado de la competición pese a llegar con ventaja del partido de ida. El triunfo de la Juventus tuvo un claro protagonista; Cristiano Ronaldo; y el portugués lo dejó bien claro tras el partido.

Tal como ya hiciera
Diego Simeone en la ida en el Wanda Metropolitano, el autor de los tres goles de la Juventus se llevó las manos a los genitales ante la afición colchonera para celebrar el pase a cuartos de final del equipo italiano.






Riesgo de multa

Con ese gesto, Cristiano se arriesga a una multa por parte de la UEFA, y es que el entrenador del Atlético fue sancionado por su comportamiento en la ida de octavos. En ese mismo partido, el portugués recibió graves insultos de una parte de la afición rojiblanca, y se marchó de la zona mixta visiblemente enojado.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: