La Guàrdia Urbana de Barcelona ha tenido que cortar la Ronda de Dalt a consecuencia del espectacular incendio de un autobús de TMB que se dirigía al Camp Nou para realizar un servicio especial tras el derbi barcelonés que se ha jugado esta tarde. El vehículo, de la línea 7, no llevaba pasajeros en el momento del suceso, pasadas las 20 horas, y el conductor ha intentado apagarlo sin éxito. “He visto chispazos, me he detenido y he intentado apagar las primeras llamas con el extintor, pero ha sido imposible”, ha declarado.






El autobús se ha visto envuelto en llamas en apenas unos minutos y ha obligado a cortar la vía entre los accesos 7 y 9, en ambos sentidos. Varias dotaciones de bomberos que se encontraban en la zona atendiendo otro accidente se han desplazado al lugar y han sofocado las llamas.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: