Portada

El fiscal general británico asesta un golpe al pacto de May y Bruselas sobre la salvaguarda

consultor seo


A pocas horas de que el Parlamento británico vote si aprueba el acuerdo del Brexit ahora retocado con las nuevas garantías legales

pactadas el lunes entre Londres y Bruselas

y con las que Theresa May se dio por satisfecha pese a haber alcanzado un compromiso alejado de sus expectativas, el principal asesor jurídico del Gobierno británico asestó un duro golpe a las esperanzas de la primera ministra británica de alcanzar el visto bueno en Westminster.

El fiscal general Geoffrey Cox afirmó el martes que las nuevas garantías añadidas en el acuerdo de divorcio con la Unión Europea no le da a Reino Unido los medios legales para abandonar el mecanismo de salvaguarda irlandesa de manera unilateral si surgieran “diferencias insalvables”.





Según el abogado, los nuevos textos del Brexit “reducen el riesgo” de que el Reino Unido permanezca indefinidamente en la polémica salvaguarda irlandesa, pero el “riesgo legal” permanece “sin cambios”.


El asesoramiento fue divulgado horas antes de que la Cámara de los Comunes vote el acuerdo “mejorado”, según May, del Brexit

El valor de la libra esterlina cayó dos centavos (un 1,1%) tras conocerse los informes del fiscal general, lo que indicaría las pocas esperanzas que tienen los mercados a que el acuerdo del Brexit reciba el apoyo parlamentario.

El letrado divulgó hoy los detalles de su asesoramiento legal al Gobierno de Theresa May relativo a los tres documentos adicionales negociados entre ambas partes, firmados anoche en Estrasburgo, y destinados a disipar las dudas sobre la salvaguarda o “garantía”, pensada para evitar una frontera fija entre las dos Irlandas.

El fiscal general, Geoffrey Cox, hace una declaración en el Parlamento británico tras publicar la advertencia al Gobierno británico
(Ho / AFP)

El asesoramiento fue divulgado horas antes de que la Cámara de los Comunes vote –a partir de las 20.00 hora española– el acuerdo “mejorado”, según May, del Brexit después de que el texto original fuese rechazado por los diputados el pasado 15 de enero por 432 votos en contra y 202 a favor.





Muchos diputados habían manifestado la inquietud sobre la salvaguarda, que establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes, que debe ser negociada en el periodo de transición -entre este 29 de marzo y finales de 2020-.

Copias del informe elaborado por Geoffrey Cox y que han sido divulgadas
Copias del informe elaborado por Geoffrey Cox y que han sido divulgadas
(Daniel Sorabji / AFP)

La inquietud es que el Reino Unido permanezca atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo comercial en ese periodo de transición. Entre los principales opositores a la salvaguarda están el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio del Gobierno británico, que hoy aseguró que consultará con sus propios asesores legales los cambios introducidos en el acuerdo del Brexit.


Los nuevos textos acordados son:

– Un

“instrumento legalmente vinculante
”, que deja claro que la salvaguarda o “garantía” no está diseñada para ser permanente.





– Un suplemento

añadido a la Declaración Política
(documento separado al acuerdo de retirada), por el que el Reino Unido y la UE se comprometen a acelerar la negociación sobre su futura relación comercial.

– Una “

declaración unilateral
” del Reino Unido que reafirma su poder soberano para abandonar la salvaguarda si las negociaciones sobre la futura relación no prosperasen.


El Reino Unido no tendría medios legales para salir de la salvaguarda sin el visto bueno de la UE

De acuerdo con el asesoramiento legal de Cox, los textos “reducen el riesgo de que el Reino Unido pueda quedar indefinidamente e involuntariamente dentro” de la salvaguarda. “No obstante, el riesgo legal permanece sin cambios” puesto que el Reino Unido no tendría medios legales para salir de la salvaguarda sin el visto bueno de la UE.

Tras conocerse este opinión, el portavoz del Brexit del Laborismo, Keir Starmer, tuiteó para recalcar que el abogado “ha confirmado que no hay cambios significativos” en el acuerdo de retirada a pesar de los nuevos documentos legales acordados anoche. “La estrategia del Gobierno está ahora hecha trizas”, afirmó.

Para que el acuerdo pueda superar el trámite parlamentario, la jefa del Gobierno necesita el apoyo de la mitad más uno de los 634 diputados que votarán al término de un debate sobre el Brexit. La decisión que tomen los diputados determinará el camino que seguirá el proceso de salida del Reino Unido de la UE, cuya fecha está fijada para este 29 de marzo, casi tres años después de que los británicos votasen a favor del Brexit en un referéndum.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment