Cultura

El exrapero y productor musical Russell Simmons, acusado de abusos sexuales | Cultura


Russell Simmons, uno de los empresarios más ricos e influyentes del hip-hop y reconocido activista, abandona todas las empresas que dirige tras las acusaciones de violación y agresión sexual por parte de al menos tres mujeres. La última en denunciar el asalto ha sido la guionista Jenny Lumet, que en una columna publicada este jueves en The Hollywood Reporter cuenta como le forzó a practicar sexo en 1991.

Simmons, cofundador de la discográfica Def Jam Recordings -de donde salieron Jay-Z, LL Cool J o Beastie Boys, entre muchos otros-, y consejero delegado de Rush Communications, es la última gran figura del entretenimiento que ve como se desmorona su imperio, en una sucesión que comenzó con Harvey Weinstein. Su retirada se anuncia solo un día después de que Matt Lauer, una de las principales estrellas televisivas de Estados Unidos, fuera despedido por la NBC.

Las acusaciones contra el afamado exrapero llevan circulando desde hace días, a raíz de una detallada investigación realizada por Los Ángeles Times. En ella revelaba cómo la modelo Keri Claussen Khalighi fue obligada a practicar sexo oral antes de ser violada cuando tenía 17 años de edad. Sucedió también en 1991. El director de cine Brett Ratner -que también está siendo investigado por otras denuncias de acoso- estaba presente. Le pidió ayuda pero no hizo nada.

Russell Simmons, de 60 años de edad, negó la acusación y aseguró que la relación fue consentida. La escena volvió a repetirse en 1994, cuando invitó a la exmodelo Tanya Reid a la habitación de su hotel y le obligó a practicarle sexo oral de nuevo ante la presencia del cineasta. Los detalles revelados ahora por Jenny Lumet, hija del director, productor y guionista Sidney Lumet, han forzado la situación. Russell Simmons emitió una nota de prensa en la que se declara “angustiado” por el relato de la noche que pasaron juntos. “Conozco a Jenny y su familia”, dice, “y la he visto varias veces después”. “Sus recuerdos son muy distintos de los míos”, añade. “Nunca fui violento”.

Sin embargo, el magnate reconoce que los “sentimientos de miedo e intimidación” que expresa Jenny Lumet “son reales”. “He sido desconsiderado e insensible en algunas de mis relaciones a lo largo de varias décadas y lo lamento sinceramente”, se puede leer en la declaración. Por este motivo cree que es el momento de apartarse de los negocios que fundó y ceder el poder a una nueva generación.

Además de las compañías antes citadas, la retirada de Simmons afecta también a las compañías All Def Digital, la productora Def Pictures y sus marcas de ropa Tandris y Phat Farm. El abandono afectará igualmente a todas sus acciones en el ámbito de la filantropía. “A partir de ahora estará dirigidas por una nueva y diversa generación extraordinaria de ejecutivos”, señala.

Ratner, por su parte, ya tuvo que renunciar hace un mes a sus vínculos con Warner Brothers, después de que seis mujeres le acusaran de acoso y una conducta sexual inapropiada. La ruptura se anunció el mismo día en el que Los Ángeles Times detalló en un reportaje las alegaciones de las actrices Olivia Munn, Natasha Henstridge y Jamie Ray Newman. También rechazó todas acusaciones.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment