Moda

El eterno verano de Los Ángeles seduce a la moda | Estilo


Desde que en 2012 Hedi Slimane instalara el cuartel general de Saint Laurent en Los Ángeles, el peso de la Costa Oeste estadounidense en la industria de la moda no ha parado de crecer. La última marca en sucumbir a sus cinematográficas puestas de sol ha sido la firma parisina Christian Dior, que celebró el pasado mayo su desfile de la colección resort con las idílicas montañas de Santa Mónica como telón de fondo. En el backstage la diseñadora Maria Grazia Chiuri comentaba: “Cuando piensas en Los Ángeles, piensas en Hollywood, en los Oscar, la alfombra roja… Pero sinceramente creo que la gente ama este lugar porque te sientes en contacto con la naturaleza”.

Lo confirma la estilista Mar Peidro desde la ciudad de la industria del cine, donde reside desde 2009: “Los creativos se sienten atraídos, sobre todo, por el estilo de vida. Por el buen tiempo constante, las muchas localizaciones al alcance de la mano: desierto, playa, montaña, prados… y esa luz tan especial”, explica. La directora de casting, diseñadora y escritora Natalie Joos se mudó a Los Ángeles en enero de 2016 después de vivir durante 18 años en la Gran Manzana. Tras sentir que Nueva York, la capital de la moda estadounidense, “había perdido su brillo” encontró la ilusión en la ciudad angelina. “Es más barata, más cálida y más amable. ¡Y hay tanto espacio!”, explica. Joos incluso fantasea con trasladar la Semana de la Moda otoño-invierno de Nueva York a Los Ángeles. “Así nos evitaríamos la nieve, el frío, el tráfico infernal y las localizaciones horribles”, analiza. Por su parte, Peidro enumera también los contras: “Ser estilista aquí no es fácil, estamos lejos de las capitales de la moda y es caro hacer llegar la ropa”.

El diseñador Hedi Slimane, que hizo historia revolucionando la moda masculina desde Dior Homme, se instaló en 2007 en Los Ángeles. Cuando en 2012 le ofrecieron la dirección creativa de Saint Laurent, en lugar de marcharse a París, en una decisión sin precedentes, trasladó a parte del equipo a la ciudad en la que él estaba instalado.

Tommy Hilfiger, Gigi Hadid y Selena Forrest, entre otras modelos, en una sesión de fotos para Tommyland en el Windward Plaza Park. cordon press

La influencia del imaginario de Los Ángeles se dejó ver en todas sus presentaciones hasta su marcha de la firma, en 2016. De hecho, su último desfile para la marca se celebró allí. En una entrevista del creador en 2015, Slimane se confesaba: “La distancia y la configuración de la ciudad te ofrece la posibilidad de concentrarte por completo, sin distracciones, y desarrollar tu creatividad”. Y proseguía: “Los Ángeles tiene que ver con hacer cosas”. En la entrevista no se olvidó tampoco de la comunidad de Internet, y Silicon Valley, “que ha transformado California”. Y es que posiblemente sea gracias a la vida conectada y a las posibilidades que otorga el teletrabajo, junto a las nuevas aspiraciones de vida de la generación millennial, lo que ha permitido que Los Ángeles, quizá un destino impensable en el pasado, sea ahora una opción más atractiva que el estrés y la presión de Manhattan.

Los desfiles, a la Costa Oeste

La diseñadora de Nueva York Rachel Comey, que presentó su colección de otoño 2017 en Los Ángeles, comentaba tras su desfile: “Nueva York es un sitio duro cuando eres joven y creativo y aquí está creciendo una escena artística”. No hay que olvidar que la escena local californiana ha tenido también sus momentos. El diseñador Tom Ford tiene su residencia aquí y su universo se impregna de la mitología e iconografía de Hollywood. La artística firma de moda Rodarte nació hace más de una década en la ciudad angelina. Crecieron también aquí la firma American Apparel, el famoso blog vintage Nasty Gal y la marca Reformation, fundada por Yael Aflalo y hoy una de las empresas con más proyección del momento en la industria, según The Business of Fashion. Esta sensación de que algo grande se está cociendo allí ha hecho que marcas como la francesa Louis Vuitton o las británicas Burberry y Stella McCartney decidieran desfilar en Los Ángeles.

Tommy Hilfiger fue otro que presentó su colección primavera verano 2017 en Venice Beach, con su inseparable musa Gigi Hadid. La modelo, de hecho, se crió junto a esas playas. Para Joos eso es también una señal de que este es el sitio en el que hay que estar: “Las modelos Bella y Gigi [Hadid], Kendall [Jenner], todas son de Los Ángeles. Aquí está lo que los millennials andan buscando. Eso es a lo que aspiran. Es este carácter soleado y desenfadado lo que todos desean”. De hecho, una de las influencers más importantes, Chiara Ferragni, ya lleva un par de años instalada en Silver Lake, el nuevo barrio de moda de la ciudad. Y precisamente a todo esto parece estar poniendo banda sonora Next to You, Malibú, el último hit de Miley Cyrus.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment