El Espanyol afronta este domingo un partido crucial contra el Betis, en el RCDE Stadium, después de caer hasta el último puesto de la clasificación de Primera división con nueve puntos, una situación que confía en resolver cuanto antes haciéndose fuerte, especialmente, en los compromisos como local.

El vestuario blanquiazul se ha mostrado autocrítico y asume que debe mejorar de inmediato su rendimiento. El entrenador, Pablo Machín, espera que el choque ante los andaluces suponga un paso adelante. De todos modos, el nivel en casa deja mucho que desear, ya que el Espanyol únicamente ha sumado un punto como local.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: