La llamada cuarta ola del feminismo ha llegado en un momento en el que prácticamente todo se puede comercializar. Uno de los debates que atañen al movimiento actual es, precisamente, si éste puede ser también “mercantilizable”. Existe una gran controversia entorno al hecho de que grandes multinacionales vendan productos llenos de mensajes activistas, dado que su único interés es sacar un beneficio económico de ello. Al ser éstas las primeras que normalmente perpetúan las desigualdades denunciadas por acciones sociales, resulta paradójico que abanderen según que luchas políticas.

El último caso en levantar polémica ha sido el de la camiseta ‘Girl Power’, popularizada por la ex Spice Girl Emma Bunton y la presentadora británica Holly Willoughby. La prenda formaba parte de una iniciativa impulsada por F Equals, un blog creado por dos británicas para “proveer a las mujeres de hoy en día de inspiración, motivación y empoderamiento mediante historias de éxito femeninas”. Según declaraciones a La Vanguardia, de las 28 libras que costaba la camiseta, “10 eran destinados a Worldlearder”, una organización benéfica que dotaba de libros electrónicos a niños en situación de pobreza en África.








Desde F Equals se han visto obligadas a retirar las camisetas de su plataforma después de que el diario británico The Guardian desvelara que éstas estaban hechas en una fábrica de Bangladesh, dónde sus trabajadores eran explotados. Según la investigación llevada a cabo por el medio, la marca encargada de proveerles las prendas era Stanley/Stella. Ésta, a su vez, compraba la materia prima a la fábrica Dird Composite Textile, acusada de pagar 42 céntimos por hora a sus empleados. En una ocasión, aseguran desde The Guardian, una trabajadora fue maltratada y amenazada con la muerte, bajo órdenes de la dirección.

Al parecer, los maquinistas de la fábrica fueron despedidos en masa el pasado mes de enero después de hacer huelga para reclamar mejoras salariales. Más de 7.500 empleados de 27 fábricas diferentes en Bangladesh han perdido ya su trabajo en las últimas semanas, según cifras de los sindicatos. Mientrastanto, la población sigue manifestándose en contra del nuevo salario mínimo impuesto para la industria de la confección del país, el cual consideran que es demasiado bajo.

Imagen de la iniciativa F Equals, creadora de la camiseta ‘Girl Power’.
(Instagram (@fequalshq))







F Equals desconocía la situación de los trabajadores

Las fundadoras de F Equals, Natalie Bardega y Danielle Newnham, han asegurado que no estaban al corriente de la situación que se estaba viviendo en las fábricas y que confiaron en la marca Stanley/Stella – la cual produce en Bangladesh – para que fuera su proveedora. “Hicimos una gran investigación cuando empezamos a diseñar las camisetas hace ya cuatro años para asegurarnos de encontrar los proveedores más ecológicos y sostenibles y Stanley/Stella fue la mejor opción”, aclaran en declaraciones a La Vanguardia.

Bardega y Newnham cuentan que la marca de ropa es, además, una de las líderes de la ONG Fair Wear Foundation, encargada de mejorar las condiciones de los trabajadores de la industria textil. Al respecto de la polémica, Stanley/Stella ha declarado que “producir en el Sud Asiático fue una decisión tomada por la dirección desde que la compañía fue fundada” y que no se arrepienten.








A pesar del desarrollo económico que Bangladesh ha vivido en los últimos años, la firma es consciente de que “los salarios son todavía demasiado bajos” y que “hay una discriminación de género existente”. En un comunicado, la marca confía en que “podría llevar a un cambio positivo el hecho de que empresas europeas responsables produzcan en Bangladesh”.

Por el momento, F Equals ha decidido cerrar su tienda online, pero afirman seguir “100% comprometidas con el objetivo de inspirar y empoderar a las mujeres”. Su intención ahora es comprar las lecciones aprendidas y “ayudar a otros a saber más acerca de los problemas de la conocida como fast fashion (moda rápida)”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: