Los goles en propia puerta son un duro golpe para los jugadores a los que se les adjudican, aunque en algunos casos se trata de puros accidentes. Sin embargo, el autogol que se pudo ver este fin de semana en la MLS fue fruto de un grave error por parte de su autor.

Se trata de Sean Johnson, portero del New York City, al que se le escapó un balón cedido por sus defensas durante el partido que los enfrentaba al Minnesota United. Ocurrió en el minuto 32 del primer tiempo, y el gol supuso el 3-2 que ponía a los de New York en desventaja.





Pese al incidente, el equipo animó a Johnson, y pudieron sobreponerse a lo ocurrido. En el minuto 64 los visitantes lograron igualar el encuentro con un gol de Tajouri-Shradi, y el encuentro acabó finalmente en empate a 3.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: